El extraño caso de los tres de West Memphis

West of Memphis (2012)

Hacer clic para agrandar afiche

West of Memphis (2012)  es un poderoso documental que ilustra una falla mortal en la justicia estadounidense a partir de la historia del asesinato de tres niños en Arkansas y el juicio en contra de tres jóvenes acusados de asesinarlos. El caso produjo espanto en la comunidad afectada y al mismo tiempo generó un debate interminable sobre los procesos judiciales y las condenas injustas en el escenario legal estadounidense. No debe extrañar, entonces, que este documental sea la cuarta película que explora este caso y sus consecuencias. A diferencia de las anteriores, la historia del caso contra el acusado confeso se explora con mucho más complejidad y desde múltiples perspectivas.

Mediante los testimonios de aquellos que vivieron la experiencia y los también innovadores recursos audiovisuales provenientes de diversas fuentes, el documental va entretejiendo aspectos importantes de la investigación que llevan al espectador por un laberinto de historias macabras, cuerpos cercenados, rituales satánicos, confesiones imprevistas y experiencias cargadas de violencia y confusión colectiva. Al final del camino, tres jóvenes pasaron 18 años en prisión —uno de ellos bajo una sentencia de muerte—, por el horrible asesinato de tres niños mutilados y ahogados en un canal de drenaje ubicado en el barrio de Robin Hood Hills en el año 1993.

Según la historia, un mes después de que se encontraran los cadáveres, uno de los tres adolescentes vinculados con el crimen confesó a las autoridades y más aún, acto seguido la fiscalía afirmó que el asesinato había sido parte de un ritual de culto satánico. Como los jóvenes tenían conductas extrañas, eran fanáticos de la música heavy metal, vestían de negro y uno de ellos había confesado, había cierta predisposición entre los locales en creer en la culpabilidad de los acusados. Pero como presenta el documental, a pesar del material de archivo tan gráfico con la que inicia la exploración del crimen,  la historia es mucho más complicada y algunos de los protagonistas de la comunidad afectada son mucho más extraños que los adolescentes inculpados. Ahí reside el interés de esta cuarta versión del caso. Por eso algunos conocedores del tema todavía creen que el verdadero asesino camina libre por las calles de West Memphis en Arkansas.

por Hector Melendez Franco

 

A %d blogueros les gusta esto: