López Mulero defenderá con “garras, uñas y dientes” derechos constitucionales de acusado en masacre de Guaynabo

Mayra López Mulero

Foto cortesía de la Organización Estudiantil sobre Asuntos Legislativos y Política Pública (OESAL)

La licenciada Mayra López Mulero se presentó durante la mañana del miércoles en el programa radial La Bola de Pegao de la estación WIAC 740 AM, con la periodista Wilda Rodríguez, donde habló sobre el caso de la Masacre de Guaynabo y el rol del abogado de defensa en casos de índole criminal.

Las expresiones surgen en el contexto de las fuertes críticas que ha recibido la abogada por acoger la defensa del joven José Luis Bosch Mulero, acusado en el caso en que murieron cuatro personas, entre ellas un menor. Bosch Mulero fue recientemente declarado como “procesable para juicio” por el juez superior Julio de Rosa Rivé, luego de que se cuestionara su procesabilidad por haber sido diagnosticado en el pasado de varias condiciones de índole mental. La letrada había argumentado ante el juez que Bosch Mulero había sido diagnosticado con déficit de atención, hiperactividad, retardación leve e inteligencia fronteriza en tres evaluaciones anteriores.

López Mulero expresó anteriormente en entrevista con el diario El Vocero, que por razón de dichas condiciones se enfrentaba a un caso que le imponía ciertos retos a la hora de lograr obtener información por parte de su cliente. No obstante, la abogada defendió su posición de representar al acusado, separando dicha decisión de su opinión personal sobre el suceso en que murió la familia.

“Es bien importante que la gente escuche y preste atención a esto. Mayra López Mulero está defendiendo a este joven que lo están involucrando con un suceso abominable. Mayra López Mulero repudia ese suceso. La abogada está haciendo su rol de garantizarle a ese acusado un proceso conforme a la Constitución y a que tenga y sea juzgado por el estado de acuerdo a los parámetros jurídicos que imperan en nuestra país”, expresó la letrada.

En virtud de ello, continuó, acompañará al joven durante todo el proceso “defendiéndole con garras, uñas y dientes todos sus derechos constitucionales”.

A cuestionamientos de la periodista Wilda Rodríguez sobre el móvil del asesinato, López Mulero opinó que está relacionado con la difícil situación económica que atraviesa el país y la respuesta de los afectados a dicha crisis. Por ello, invitó al público a hacer una reflexión profunda del caso, más allá del apasionamiento que pueda causar lo terrible del crimen.

“Este caso me preocupa mucho porque desde mi punto de vista inserta una nueva modalidad en la historia de criminalidad en Puerto Rico. Este caso plantea una modalidad aterradora que pasa la frontera de cualquier móvil. Matar a alguien no tiene justificación. Es la primera vez que un desahucio, que es la causa del crimen, según expresiones del Estado, es causa para matar una familia. Esa lectura profunda es la que debe hacer el pueblo. Estamos en momentos de crisis económica y la violencia seguirá en alzada. Por más manso que sea un animal, cuando lo acorralas, te va a morder”, señaló.

Sobre las declaraciones que hizo su representado a los medios de comunicación, en las que pedía disculpas al joven que sobrevivió, López Mulero opinó que a pesar de lo dicho, al acusado le cobija una presunción de inocencia hasta que el Ministerio Fiscal pruebe lo contrario.

“Hay que ver en qué circunstancias se dieron esas declaraciones, la totalidad de las circunstancias, y el estado mental del joven. Le compete al Estado demostrar la culpabilidad de ese joven más allá de duda razonable regido por derechos constitucionales, por las Reglas de Evidencia, y por un proceso limpio. Cuando usted tiene un caso seguro, usted no quema la Constitución, usted la abraza”, expresó la abogada.

Por Zoán T. Dávila Roldán

 

A %d blogueros les gusta esto: