Acceder a una cuenta de Facebook mediante identidad falsa y utilizar el chat, es un registro que requiere orden de allanamiento

La creciente utilización de cuentas falsas por oficiales de la policía como parte de operaciones para apresar depredadores sexuales han sido sujeto de crítica considerable en los Estados Unidos. Según el diario The Washington Post, existe un alegado patrón por parte de la policía de crear perfiles de Facebook, posando como mujeres menores de edad que hacen contacto con personas que creen, por alguna razón u otra, que pueden estar envueltos en conducta sexual ilegal con menores.

En un caso reseñado por los medios de comunicación, ocurrido en Montana, una oficial de la policía posó como una niña de 16 años y envió una petición de amistad al acusado. Acto seguido, la oficial compartió fotos sexualmente explícitas y acordó un encuentro, momento en que el acusado fue arrestado por intentar tener un encuentro sexual con una menor.

El acusado peticionó que se suprimiera toda la evidencia obtenida, y en una reciente decisión, el Tribunal de Distrito del condado de Gallatin en Montana le dio la razón, sosteniendo que el acusado tiene –de forma objetiva y subjetiva— una expectativa razonable de intimidad en el contenido de su página de Facebook (puesto que él había optado por utilizar la configuración más alta de privacidad disponible para la página) y también en las conversaciones “chat” que tuvo con otra amigos de Facebook en línea. Además, el Tribunal determinó que el uso del Estado de la evidencia que se obtuvo de su página y de esas charlas, fue una “búsqueda” que requiere el gobierno para obtener una orden judicial antes de recolectar la evidencia.

Aunque por ser una decisión de un Tribunal de Distrito no es vinculante para Puerto Rico, ciertamente el análisis de Derecho que se realizó y la creciente ocurrencia de crímenes cibernéticos, puede ser un precedente a una controversia futura en Derecho puertorriqueño.

 

A %d blogueros les gusta esto: