EVENTOS NOTICIAS

[RESEÑA] Justicia en tiempos de retos: Hon. Liana Fiol Matta en la Pontificia Universidad Católica

“La protección al debido proceso de ley, al igual que la protección de los demás derechos humanos, no es prorrogable, no es susceptible de ser suspendida aún en época de crisis”.
—Hon. Liana Fiol Matta, Jueza Presidenta del Tribunal Supremo de Puerto Rico

Liana Fiol MattaDurante la mañana del jueves, 23 de abril de 2015, se llevó a cabo la lección magistral titulada «Justicia en tiempos de retos» en el Teatro Vicente Murga de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico. La lección magistral fue ofrecida por la Hon. Jueza Presidenta del Tribunal Supremo, Liana Fiol Matta, quien habló sobre la situación económica de la Rama Judicial y de cómo esto afecta el derecho de acceso a la justicia de la ciudadanía.

Comenzó haciendo un recuento de la crisis económica que enfrenta el país y los diferentes métodos de designación de fondos de la Rama Judicial. Fiol Matta hizo énfasis en que el pasado año fiscal, se aprobó la Ley Especial de Sostenibilidad Fiscal y Operacional del Gobierno del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, Ley Núm. 66-2014, la cual estará vigente hasta el año 2017. La aprobación de la Ley Núm. 66-2014 significó un recorte de $53.9 millones de dólares al presupuesto operacional del poder judicial para el año fiscal 2014-2015. En adición, la togada mencionó que “en términos generales, se suspendió la asignación automática del presupuesto, pero se congeló el presupuesto de la Rama Judicial en la asignación correspondiente al año fiscal 2013-2014 y a este presupuesto se le aplicó un ajuste adicional de 7.4% que no sufrieron las otras entidades que recibían su asignación de presupuesto de manera automática en virtud de una fórmula”.

La Jueza Presidenta de nuestra más alta curia expresó que es un problema muy serio el recorte al presupuesto de la Rama Judicial pues puede llegar a obstaculizar el cumplimiento de la responsabilidad constitucional de los tribunales de establecer justicia sin atrasos. “Entre los problemas que puede acarrear la continua falta de recursos económicos, está la congestión de calendarios y el atraso en la resolución de los asuntos judiciales, principalmente en el área civil”.

Para atender la realidad económica que enfrenta el poder judicial, el Tribunal Supremo ha adoptado una serie de medidas de control de gastos. Algunas de estas son: el traslado de operaciones de once salas del Tribunal de Primera Instancia, el cierre parcial de operaciones en determinadas fechas (este año de 12 meses hay cierres operacionales durante 10 de esos meses), la reducción de contratación de servicios profesionales, la reducción de un 11% de personal congelando plazas y se tuvo que suspender el proyecto de SUMAC (Sistema Unificado de Manejo y Administración de Casos), el cual permitía la presentación electrónica de casos. Además, se ha trasladado la Oficina de Administración de los Tribunales y el Tribunal de Apelaciones a edificios pertenecientes al Gobierno de Puerto Rico para reducir gastos en alquiler de bienes raíces. En adición, la togada nos expresó que recientemente se aprobó una medida para reducir los beneficios marginales de los jueces y funcionarios. También se propuso un aumento en los derechos arancelarios para la tramitación de casos y servicios que se prestan. Sin embargo, establece que “estas medidas no son suficientes”.

liana_pucpr2Fiol Matta trajo a la atención del público presente situaciones que han enfrentado tribunales en Nueva York, California y Florida. En específico expresó que, en el caso de San Francisco, el Juez Presidente estima que los casos nuevos pueden tardar hasta 5 años en llegar a juicio, un divorcio no litigioso puede tardar hasta 1 año en verse. De igual manera, en San Diego, un caso de custodia de menores toma hasta 16 semanas y en impugnaciones de boletos de tránsito, 9 meses.

“Con toda probabilidad nuestro país también sufrirá un retraso en los litigios civiles si recibimos recortes presupuestarios mayores”. La togada recalcó el derecho que tiene todo ciudadano al acceso a la justicia, el cual se afectaría si se realizan mayores recortes al presupuesto.

Al final, la honorable Jueza Presidenta enfatizó lo imperativo que es que la Rama Judicial continúe evaluando alternativa que les permita brindar los servicios a que el pueblo tiene derecho y recalcó la importancia de que todos aportemos por igual para buscar alternativas y posibles soluciones. “Es hora de que todos los sectores se preocupen por entender la compleja y vital misión de la Rama Judicial y en éste momento histórico se unan a nuestro firme compromiso de continuar brindando acceso a la justicia con diligencia y sensibilidad”.

por Mariela Ramírez, Embajadora de Microjuris.com en la Escuela de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico

A %d blogueros les gusta esto: