NOTICIAS

Dejan sin efecto más de 100 convicciones por instrucciones defectuosas al jurado

Dejan sin efecto más de 100 convicciones por instrucciones defectuosas al juradoEl Tribunal Supremo de Florida tomó una decisión hace cinco años que al día de hoy ha provocado se afecten más de 100 casos, muchos de los cuales han sido revertidos o se han negociado nuevas condenas, según reportó el diario Tampa Bay Times.

Todo comenzó con el caso SC09-332 – State of Florida v. Steven W. Montgomery en el año 2009, cuando la representación legal de Steven Montgomery,  decidió cuestionar el “parafraseo” de las instrucciones que se le daban a los jurados sobre el delito de homicidio involuntario. Steven Montgomery fue condenado por asesinato en segundo grado en el año 2007 y se le otorgó una sentencia de 45 años.

La problemática frase que el Tribunal Supremo de Florida determinó era errónea decía que el jurado debía encausar a los acusados por el delito de homicidio involuntario si el estado demostraba que el acusado «tenía la intención de matar». En ese sentido, a los jurados les era más comprensible condenar a los acusados por asesinato en segundo grado, un delito que no requiere intención, premeditación o planificación pero cuya condena es mucho más prolongada que el delito de homicidio involuntario.

El Tribunal Supremo de Florida determinó que este grave problema en las instrucciones había provocado un «error fundamental» aunque reversible en el caso de Montgomery. Además determinó que se le debía celebrar un nuevo juicio. A raíz de la decisión, se modificaron las instrucciones y decenas de prisioneros comenzaron a presentar sus propias apelaciones. La decisión aplica a convicciones por asesinato en segundo grado y tentativa de asesinato en segundo grado.

Aunque la decisión se emitió en el año 2010, la misma ha traído repercusiones hasta el día de hoy, en que aún se trabaja para reducir penas y ofrecer a acuerdos a otros prisioneros condenados por asesinato en segundo grado. Desde el 2010, las instrucciones erróneas han provocado que se reviertan cerca de 103 convicciones. En la mayoría de los casos a los acusados se les han celebrado nuevos juicios, mientras que en aproximadamente 38 casos las sentencias han permanecido igual. Al momento, 20 acusados esperan la celebración de un nuevo juicio mientras 31 han recibido sentencias más cortas o se les han otorgado acuerdos de culpabilidad.

Entre los casos afectados por las instrucciones se encuentra el de Edwin Ivaldi, quien le disparó en el 2006 a un joven de 16 años mientras llevaba a cabo un robo. Inicialmente este había recibido una sentencia de por vida, mientras que ahora, mediante un acuerdo, se le redujo a 15 años.

Irónicamente, Steven Montgomery, quien inicialmente había sido condenado a 45 años, optó por un nuevo juicio en donde se le encontró culpable nuevamente por asesinato en segundo grado. No obstante, el juez le otorgó una sentencia de por vida.

A %d blogueros les gusta esto: