NOTICIAS

Funcionaria cristiana ignora orden de tribunal, se niega a emitir licencias de matrimonio

Funcionaria cristiana ignora orden de tribunal, se niega a emitir licencias de matrimonioUn juez federal determinó la semana pasada que una registradora de un condado de Kentucky tiene que emitir licencias de matrimonio a todas las parejas que cumplan con los requisitos. No obstante, durante el jueves en la mañana la mujer violó la orden, al negarse a procesar una licencia a una pareja del mismo sexo, según reportó el blog Think Progress.

Como registradora del Condado de Rowan, Kim Davis se negó a que su nombre apareciera en licencias emitidas a parejas del mismo sexo por razón de sus creencias religiosas. Por esta razón decidió que no emitiría entonces licencias a parejas sin importar su orientación sexual. De acuerdo a lo decidido por el juez de Distrito David L. Bunning, el trabajo de Davis de autorizar la validez de las licencias de matrimonio no viola su libertad religiosa o su libertad de expresión.

“Nuestra forma de gobierno no sobreviviría a menos que, como sociedad, acordemos respetar las decisiones del Tribunal Supremo, sin importar nuestras opiniones personales. Ciertamente Davis tiene la libertad de no estar de acuerdo con la opinión del Tribunal, como muchos estadounidenses no lo están, pero eso no le excusa de cumplir con su trabajo. El permitirle que no cumpla con el mismo puede establecer un peligroso precedente”, explicó en su decisión.

Davis objetó en primer lugar la orden ejecutiva de Steve Beshear, gobernador de Kentucky, de que se obedeciera la decisión de Oberfegell v. Hodges. Según Davis, dicha decisión “requiere que ella autorice matrimonios entre parejas del mismo sexo, lo que violenta sus creencias religiosas”. No obstante el juez Bunning no coincidió con la mujer, explicando que el formulario no requiere que la funcionaria condone o endose los matrimonios entre parejas del mismo sexo. En cambio, la función de Davis es certificar que la información provista en el formulario es correcta y que la pareja está cualificada para casarse bajo las leyes de Kentucky.

En su respuesta, Davis ofreció tres alternativas para evitar realizar su trabajo: que las parejas vayan a un condado vecino a obtener sus licencias de matrimonio, que obtengan licencias del juez ejecutivo del condado de Rowan, Walter Blevins, o que haya nuevas formas de obtener licencias de matrimonio. El juez no encontró ninguna de estas opciones razonable.

Si bien es cierto que las parejas podrían ir a otros condados «hay personas en esta zona rural del estado que simplemente no tienen la posibilidad física, financiera o medios prácticos para viajar», señaló Bunning en su decisión. «Por otra parte, el plan de Davis sólo funcionaría si los otros condados emitieran licencias. Si ella se niega a emitir licencias, también podrían hacerlo empleados en todos los condados. Esto podría ser visto como un inconveniente para residentes de uno o dos condados y podría convertirse en una interferencia sustancial cuando se aplicara a aproximadamente la mitad del estado», continuó.

La funcionaria apeló la decisión y solicitó un interdicto para no tener que emitir las licencias hasta que se resuelva la apelación. Se espera que de todas formas, esta reciba una multa o algún otro tipo de amonestación por no emitir licencias luego de la decisión del juez Bunning.

 

A %d blogueros les gusta esto: