¿Abogado ansioso? Consejos para dominar la ansiedad al litigar

¿Abogado ansioso?: Consejos para dominar la ansiedad al litigarTienes una deposición, un juicio, vista o vas a informar en una reunión con la junta de directores de la empresa para la que trabajas. Todas estas son situaciones que pueden causar en el abogado litigante ansiedad y mucho estrés. Es precisamente por esa razón que muchos abogados deciden trabajar desde sus oficinas, pues no pueden dominar situaciones de gran estrés donde es necesario improvisar, reaccionar o hablar en público.

¿Los síntomas? Taquicardia, sudoración en las manos, ganas de ir al baño y boca seca. Todas son reacciones normales al estrés. A pesar de que esta es una situación normal en esta profesión, es importante preocuparse y ocuparse de controlar esa ansiedad para poder hacer una ejecución eficaz.

A continuación incluimos algunos consejos compartidos para manejar tu ansiedad y mejorar tu confianza:

  1. Reconoce que los nervios pueden ser beneficiosos: Sentir ansiedad y nervios te mantiene enfocado en lo que tienes que hacer. Si entiendes que se te preguntará algo o tendrás que argumentar utilizando alguna jurisprudencia específica, asimismo te ocuparás de leerla y prepararte para enfrentarlo. Prepárate con tiempo, no esperes al día antes para leer los expedientes o repasar la información que necesitas tener en mente.
  2. Prepárate: No lo dejes para lo último. Lee el expediente con tiempo, haz tu investigación días antes para que solo tengas que repasar. El trabajar los asuntos con tiempo te ayuda a ir obteniendo nuevas ideas y a ver nuevos ángulos.
  3. Averigua quién es tu oponente: Si vas a ir a una vista o deposición, investiga quién es la representación de la parte contraria. Si conoces que la otra parte tiende a ser hostil, puedes practicar cómo lidiar con esa situación. Igualmente, debes conocer un poco sobre las personas a quienes interrogarás, para saber cómo abordar a esos testigos.
  4. Recuerda tus éxitos pasados: Recuerda cómo has lidiado en otras situaciones previas con el estrés y cómo has salido victorioso. Eso siempre ayuda a generar confianza y saber que eres capaz de lidiar y triunfar en una situación análoga.
  5. Pon la situación en perspectiva: Aunque el asunto por el cual estás nervioso es importante, es solo una parte de tu día, así que ponlo en perspectiva. Ello no significa que minimices tus asuntos sino que luego de culminar necesitas energía para trabajar otros asuntos o para tu vida en general. No las gastes todas en sentirte ansioso.
  6. Mantente hidratado: El mismo estrés y nerviosismo provoca que se te seque la boca. Además, si estarás largo rato argumentando, eso también puede provocar deshidratación. Toma suficiente agua antes de comenzar a hablar y llévate una botella donde quiera que estés. Mientras más nervioso, más agua necesitarás.
  7. Ejercítate antes de tu evento: El ejercicio habitual es necesario, pero si no lo acostumbras, el día antes de tu vista planifica una buena sesión de ejercicios temprano. Puede ser una caminata sencilla. El ejercicio puede aliviar la ansiedad, al liberar endorfinas que te hacen sentir mejor.
  8. Si estás muy nervioso, detente y cálmate: Puede que en medio de tu exposición te pongas nervioso. No sigas sin lidiar con eso. Detente y cálmate. Respira profundo, cambia tu posición y enfócate.

Luego de seguir estos pasos, intenta algunos de estos ejercicios de respiración, dicen que son muy buenos para lidiar con el estrés inmediato.

Lee además las experiencias de otros abogados al lidiar con el estrés: How do you deal with the anxiety of going to court?

A %d blogueros les gusta esto: