NOTICIAS

Abogados utilizan prueba de polígrafo para decidir si asumen representación en casos

Contrario al estereotipo del abogado que persigue a sus clientes prospecto, un abogado de Ohio utiliza pruebas de polígrafo en sus cliente prospecto para decidir si atiende o no los casos.  El abogado Bradley Koffel utiliza la prueba del polígrafo particularmente en aquellos clientes acusados de delitos sexuales.  “Existe un acuerdo entre mi equipo de trabajo de que no aceptamos ningún caso de conducta sexual excepto que exista un posibilidad razonable de que nuestro cliente es inocente”, explicó Koffel.  Es por esta razón que varias veces al mes, Koffel y su equipo de trabajo entrevistas a clientes prospecto para “establecer una prueba de olfato”, seguida de un polígrafo. A aquellos que aparentan estar mintiendo, el abogado decide no representarlos.  Algunos abogados entrevistados por el periódico The Columbus Dispatch manifestaron no estar de acuerdo con la práctica. Terry Sherman, un abogado criminalista con 44 años de experiencia describió la práctica como una pérdida de dinero, pues ese testimonio no es admisible en corte. Además, explicó que eso dificulta la tarea del abogado, pues si un abogado no está seguro o no sabe sobre la culpabilidad de un cliente va más seguro al tribunal que cuando sabe fehacientemente que la persona es culpable. Por esto, agregó, le deja a la institución la labor de determinar su inocencia o culpabilidad.  Por último, Sherman explicó que ser demasiado selectivo es dañino para la sociedad. “Si eres fiel a tu juramento, no te sientas ahí a juzgar a tus clientes. No estas en el negocio de juzgar moralmente a tus clientes. Eso es para rabíes y curas. Tu juramento es ser honesto con tu cliente y no dar falsas expectativas”, culminó.Contrario al estereotipo del abogado que persigue a sus clientes prospecto, un abogado de Ohio utiliza pruebas de polígrafo en sus cliente prospecto para decidir si atiende o no los casos.

El Lcdo. Bradley Koffel utiliza la prueba del polígrafo particularmente en aquellos clientes acusados de delitos sexuales.

“Existe un acuerdo entre mi equipo de trabajo de que no aceptamos ningún caso de conducta sexual excepto que exista un posibilidad razonable de que nuestro cliente es inocente”, explicó Koffel.

Es por esta razón que varias veces al mes, Koffel y su equipo de trabajo entrevistan a clientes prospecto seguido de un polígrafo. A aquellos que aparentan estar mintiendo, el abogado decide no representarlos.

Algunos abogados entrevistados por el periódico The Columbus Dispatch manifestaron no estar de acuerdo con la práctica. Terry Sherman, un abogado criminalista con 44 años de experiencia, describió la práctica como una pérdida de dinero pues ese testimonio no es admisible en corte. Además, explicó que eso dificulta la tarea del abogado, pues si un abogado no está seguro o no sabe sobre la culpabilidad de un cliente va más seguro al tribunal que cuando sabe fehacientemente que la persona es culpable. Por esto, agregó, le deja a la institución la labor de determinar su inocencia o culpabilidad.

Por último, Sherman explicó que ser demasiado selectivo es dañino para la sociedad. “Si eres fiel a tu juramento, no te sientas ahí a juzgar a tus clientes. No estás en el negocio de juzgar moralmente a tus clientes. Eso es para rabinos y curas. Tu juramento es ser honesto con tu cliente y no dar falsas expectativas”, culminó.