John Grisham se disculpa por criticar encarcelaciones a consumidores de porno infantil en EEUU

shutterstock_159316991El autor de novelas de temática legal y judicial, John Grisham, emitió una disculpa pública luego de manifestar a un periódico británico que Estados Unidos se había “vuelto loco” encarcelando a personas por consumir pornografía infantil.

Las expresiones fueron publicadas en el diario británico The Telegraph, en donde Grisham habló sobre el sistema judicial de Estados Unidos. Este expresó que los jueces “se habían vuelto locos” encerrando a personas tales como Martha Stewart, a jóvenes por delitos menos graves relacionados con drogas y a personas que ven pornografía en línea.

“Tenemos las prisiones llenas de tipos de mi edad. Hombres blancos de 60 años en prisión, que nunca han lastimado a nadie, que nunca tocarían a un niño, pero se conectaron una noche y comenzaron a buscar en Internet, probablemente tomaron mucho o lo que sea, y oprimieron los botones incorrectos, fueron muy lejos y vieron porno de niños”, expresó.

Para Grisham, el sistema judicial ha fallado en distinguir entre los abusadores de niños y las personas que descargan pornografía.

“Yo no siento simpatía por los pedófilos reales, por Dios, hagan el favor de encerrar a esas personas”, también dijo.

Para ejemplificar sus expresiones, Grisham citó el caso de un “buen amigo suyo de la escuela de Derecho” cuyo uso de bebidas alcohólicas estaba fuera de control, visitó una página y buscó “niñas de 16 años que quieren ser prostitutas”. Dicha página resultó ser una trampa y el amigo estuvo en prisión durante tres años.

“Hay muchos de ellos ahora. Hay demasiados ofensores sexuales —así es que les llaman— que son puestos en las mismas prisiones. Como si fueron un grupo de pervertidos o algo así, miles de ellos. Nos hemos vuelto locos con estos encarcelamientos”.

El periódico que le entrevistó luego identificó a su amigo como Michael B. Holleman, quien cumplió realmente 15 meses de cárcel de una sentencia de 18 meses. Este envió 13 imágenes sexuales explícitas a un agente encubierto, algunas imágenes eran de niños de menos de 12 años, de acuerdo a un abogado del Departamento de Justicia de los Estados Unidos quien abundó sobre la investigación en el periódico Herald Sun en el 1997.

“Cualquier persona que daña a un niño para lucrarse o por placer, o que de alguna manera participa en la pornografía infantil o de cualquier otro tipo por medio del Internet, debe ser castigado con todo el peso de la ley”, dijo Grisham en un comunicado.

“Los comentarios hechos por mí hace dos días durante una entrevista con el diario británico The Telegraph no eran de modo alguno para mostrar simpatía por los condenados por delitos sexuales, especialmente el abuso sexual de los niños. No puedo pensar en nada más despreciable. Me arrepiento de haber hecho estos comentarios, y pido disculpas a todos”.

Lee el artículo original.

A %d blogueros les gusta esto: