NOTICIAS

Demandan a compañías de chocolate por relación a esclavitud infantil

Demandan a compañías de chocolate por su relación esclavitud infantilTres residentes del estado de California demandaron a las compañías Hershey, Mars y Nestlé, alegando que estas son culpables de publicidad falsa al no revelar en las etiquetas la utilización de esclavitud infantil por parte de las compañías. Según los demandantes, al no hacer esto, las compañías están engañando a los consumidores a apoyar sin querer la trata de niños esclavos.

«Los conglomerados de alimentos más grandes y rentables de los Estados Unidos no deben tolerar el trabajo infantil, y mucho menos la esclavitud infantil, en cualquier parte de su cadena de suministro. Estas empresas no deben hacerse de la vista gorda a abusos de derechos humanos que son conocidos… sobre todo cuando las empresas constantemente y afirmativamente representan que actúan de una manera social y éticamente responsable”, lee la demanda.

La demanda de clase busca una compensación monetaria para los residentes de California por haber comprado el chocolate y la revisión de sus empaques para que muestren que se utiliza mano de obra esclava infantil.

La primera entidad en cuestionar esto lo fue True Vision Entertainment, quienes realizaron hace 15 años el documental Slavery: A Global Investigation, donde reportaron la alegada conexión de la industria del chocolate con la cocoa extraída por niños esclavos. El documental se ubica en la Costa de Marfil donde se entrevistan a niños que se muestran confundidos al explicárseles que merecen una remuneración por su trabajo.

En el documental también se entrevistan a 19 niños quienes han sido liberados de la esclavitud por las autoridades de su país. Su guardián describe cómo estos trabajaban desde el amanecer hasta el anochecer, y luego eran encerrados en un cobertizo con una pequeña taza para orinar durante la noche. Durante los primeros seis meses de comenzar a trabajar, recibían golpes rutinariamente.

“Los golpes eran parte de mi vida. Yo vi otros tratando de escapar. Cuando trataron, fueron severamente golpeados”, expresó Aly Diabata, un esclavo liberado.

Al preguntárseles qué le dirían a las millones de personas que consumen chocolate alrededor del mundo, estos expresaron que nunca lo habían probado.

“Ellos disfrutan algo que hice con mucho sufrimiento. Trabajé duro por ellos pero no vi los beneficios. Ellos se están comiendo mi piel”, expresó uno de los niños.

En el documental también entrevistan a un esclavista que admite utilizar niños y golpearlos. Para justificar sus acciones, explica que se le paga muy poco por la cocoa, y por ello necesita extraer la mayor cantidad posible.

 

A %d blogueros les gusta esto: