Convicto ex-alcalde de Vega Alta acude nuevamente al Tribunal de Distrito; petición extraordinaria de coram nobis denegada

Descarga el documento: Cruzado-Laureano v. United States

Coram nobis es un remedio extraordinario para desestimar una convicción. Quien lo reclama debe demostrar por qué ha fallado en hacer su reclamo mediante otro remedio, que sufre una consecuencia colateral a causa de la convicción que impugna y que este remedio detendrá dicha consecuencia, y que la convicción resultó de un error fundamental. Aún cuando un convicto demuestre esto, el tribunal retiene la discreción para otorgarlo.

El ex alcalde de Vega Alta, Juan Manuel “Mane” Cruzado Laureano, fue hallado convicto de malversación, extorsión, lavado de dinero y manipulación de un testigo en el 2002. Cruzado Laureano salió de prisión y ya cumplió su probatoria, pero aún intenta la desestimación de su convicción. En esta ocasión lo hizo a través del recurso de coram nobis, un remedio extraordinario para desestimar una convicción.

El remedio sirve para corregir errores que podrían hacer del proceso uno inválido o irregular por errores de carácter fundamental – necesario para alcanzar la justicia

De todos modos, realmente es la segunda vez que somete un reclamo bajo este recurso. El Tribunal aprovechó la ocasión para hacer un recuento de lo que llama una avalancha de acciones legales por parte de Cruzado Laureano en el Tribunal Federal.

En el pasado, además de las apelaciones del caso criminal original, Cruzado Laureano demandó en distintas acciones al Estado Libre Asociado de Puerto Rico, al ex gobernador y ex secretario de justicia, el partido político del ex gobernador y su secretario, al gobierno de los Estados Unidos, los fiscales y agentes que trabajaron en su caso, al anterior fiscal del Distrito de Puerto Rico. Cruzado Laureano alegó que el caso criminal fue instigado maliciosamente, para dar la impresión que se lucha contra la corrupción y castigarlo personalmente.

Para lograr su objetivo con el coram nobis, Cruzado Laureano alegó que no existía causa probable para acusarlo, y que su caso fue totalmente fabricado, entre tras cosas.

El Tribunal destacó este nuevo intento de Cruz Laureano por impugnar su convicción al comparar este recurso a una jugada deportiva que se utiliza cuando un equipo necesita un milagro. Dijo también que el peticionario ha adoptado la máxima “si a la primera vez no lo logras, trata, trata otra vez”, pero que esta no aplica en los tribunales federales.

Reseña por el Lcdo. Cristian González

A %d blogueros les gusta esto: