NOTICIAS

Ruth Bader Ginsburg sentencia: Ocho no es un buen número para el Supremo

Juez Ruth Bader GinsburgDurante una conferencia ofrecida a jueces la pasada semana, la juez del Tribunal Supremo de los Estados Unidos, Ruth Bader Ginsburg anticipó que espera se llene el escaño del fenecido Antonin Scalia, pues “ocho, como ustedes saben, no es un buen número para un tribunal de múltiples miembros”.

“Eso supone no opiniones y ningún valor de precedente. Una división igual es esencialmente lo mismo que el negar la revisión”, manifestó la jurista.

Lee las expresiones de la juez Ruth Bader Ginsburg en la Conferencia Anual del Segundo Circuito (PDF)

Los comentarios de Bader Ginsburg se produjeron un día después de que el Juez Presidente John Roberts explicara en una conferencia similar en Virginia Occidental que está haciendo todo lo posible para tratar de conseguir terreno común entre sus colegas sobre aquellos temas más polémicos.

«Trato de lograr el mayor consenso que pueda», dijo Roberts un poco más optimista sobre el status quo. «Tenemos que hacer un compromiso como grupo. Creo que pasamos una buena cantidad de tiempo – tal vez un poco más que otros en el pasado – hablando de cosas. A veces eso te acerca más».

Por su parte, Bader Ginsburg aprovechó su discurso en la Conferencia Judicial del Segundo Circuito, que se celebra anualmente, para dedicar unas palabras al fallecido juez Scalia, a quien llamó su amigo. Además rememoró varias ocasiones en que el juez Scalia tuvo detalles personales con ella, particularmente cuando estuvo al pendiente cuando esta estuvo convaleciendo una operación por cáncer colo-rectal.

Para Bader Ginsburg, el recibir disensos de Scalia suponía una mayor motivación para mejorar su opiniones. El resultado, según la juez, eran opiniones notablemente mejores que las circuladas inicialmente.

“El juez Scalia buscaba los puntos débiles y me daba el estimulo necesario que necesitaba para escribir una exposición más persuasiva de la decisión del Tribunal. El juez Scalia era un hombre de muchos talentos, un jurista con una brillantez cautivadora, muy buen humor, un agudo ingenio…”, señaló.

“Una vez nos preguntaron cómo podíamos ser amigos, dadas nuestras diferencias en muchas cosas. El juez Scalia contestó: “Yo ataco las ideas. No ataco la gente. Hay mucha gente buena que tiene malas ideas. Y si no puedes separar a ambas, debes buscar otro trabajo. No quieres ser un juez. Al menos no un juez en un panel de múltiples miembros”, continuó Bader Ginsburg.

La letrada también expresó que extraña la presencia del juez en el Tribunal.

“El Tribunal es un lugar más pálido sin él”, sostuvo.

A %d blogueros les gusta esto: