Decisión del Tribunal Supremo de Puerto Rico

Sin termino prescriptivo reintegro de comprobantes no utilizados bajo Ley de Aranceles del Registro de la Propiedad

Sin termino prescriptivo reintegro de comprobantes no utilizados bajo Ley de Aranceles del Registro de la PropiedadDescarga el documento: Rosado Molina v. Estado Libre Asociado de Puerto, Hon. Secretario de Justicia y otros

I. Síntesis circunstancial
El Sr. Arnaldo Rosado Molina suscribió una escritura de compraventa e hipoteca y adquirió el comprobante de pago de derechos de inscripción por la cantidad de $4,750. Debido a que la escritura no se presentó para inscripción ante el Registro de la Propiedad, solicitó la devolución del importe del comprobante de pago que no utilizó. El Estado se negó a devolverlos.

II. Controversia
La controversia del presente caso es la siguiente: ¿Existe un término prescriptivo o de caducidad para incoar una reclamación de reintegro de comprobantes de pago no utilizados al amparo del Art. 3 de la Ley de Aranceles del Registro de la Propiedad?

III. Decisión
El Hon. Luis Estrella Martínez emitió la opinión del Tribunal. En síntesis, manifestó que la Ley de 12 de febrero de 1904 sólo dispone un término de caducidad de cuatro años exclusivamente en el contexto de contribuciones pagadas ilegalmente o indebidamente. La precitada ley no contempla un remedio ante el escenario de una persona que paga en exceso de lo correspondiente. Indicó que extender dicho término de caducidad al presente caso, un caso de devolución de aranceles no utilizados, equivaldría a desvirtuar el claro lenguaje de la ley.

Por otro lado, sostuvo que la Ley de Aranceles del Registro de la Propiedad fue pensada en el contexto particular de las operaciones que se llevan a cabo en el Registro. Por consiguiente, es la ley aplicable en este caso. No obstante, el legislador decidió no imponer un término prescriptivo para la devolución de aranceles no utilizados. Por tanto, el Secretario de Hacienda venía obligado a reintegrarle al señor Rosado Molina los $4,750 que pagó por el comprobante que no utilizó.

La Hon. Anabelle Rodríguez Rodríguez disintió sin opinión escrita.

IV. Suplemento fáctico
El 26 de diciembre de 2013, el Sr. Arnaldo Rosado Molina presentó una demanda sobre reclamación de reintegro ante el Tribunal de Primera Instancia. Adujo que suscribió una escritura de compraventa e hipoteca para presentarla ante el Registro de la Propiedad y adquirió el comprobante de pago de derechos de inscripción Núm. 5111, por la cantidad de $4,750. Alegó que la referida escritura no se presentó para inscripción ante el Registro. En vista de ello, el 21 de noviembre de 2013, presentó una solicitud de reintegro ante el Negociado de Recaudaciones del Departamento de Hacienda (Negociado), para reclamar la devolución del importe del comprobante de pago que no utilizó.

El 2 de diciembre de 2013, el Negociado denegó la solicitud según el fundamento de que el comprobante no utilizado caducó. Inconforme el Sr. Rosado Molina, acudió al Tribunal de Primera Instancia. El ELA alegó que la Ley de 12 de febrero de 1904 dispone el término de caducidad de cuatro años, contados desde la fecha del pago de la cuantía o del ajuste del comprobante, y que es dentro de ese plazo que el contribuyente puede solicitar el reintegro. El Tribunal de Primera Instancia. El Sr. Rosado Molina replicó dicho argumento indicando que el Art. 3 de la Ley Núm. 91 es la disposición legal que atiende la devolución de aranceles, sellos y derechos de inscripción no utilizados, y que cumplió con los requisitos allí dispuestos. Adujo que, contrario a lo argumentado por el ELA, el término de caducidad de cuatro años que establece la Ley de 1904 no aplica a su solicitud de reembolso porque se trata de un comprobante no utilizado y dicho evento no está contemplado en las disposiciones legales citadas por el ELA.

El 28 de mayo de 2014, el Tribunal de Primera Instancia denegó la moción de desestimación presentada por el ELA. El Tribunal ordenó la devolución del importe de $4,750, por entender que no existía controversia sustancial sobre los hechos materiales respecto a la adquisición del comprobante, la cuantía y la no utilización de éste. Posteriormente, denegó una moción de reconsideración presentada oportunamente por el ELA.

Inconforme, el ELA acudió al Tribunal de Apelaciones. Dicho foro apelativo intermedio confirmó al foro primario e indicó que el Art. 3 de la Ley Núm. 91 es la disposición legal que gobierna el presente caso, por tratarse de una reclamación de reintegro de los derechos pagados por un comprobante que no se utilizó, y no un pleito sobre reintegro de contribuciones pagadas en forma ilegal, indebida o en exceso. Por lo tanto, resolvió que en ausencia de un término prescriptivo que impida que el contribuyente ejerza los derechos provistos en el Art. 3 de la Ley Núm. 91, procede el reintegro del importe del comprobante.

Inconforme nuevamente, el ELA acudió al Tribunal Supremo de Puerto Rico.

Reseña por Joel Pizá Batiz

A %d blogueros les gusta esto: