¿Cómo se determina cuándo un programa informático está dirigido a una idea abstracta?: Rol del ordenador en patentes de invención de programas informáticos

¿Cómo se determina cuándo un programa informático está dirigido a una idea abstracta?: Rol del ordenador en patentes de invención de programas informáticosEn una columna anterior, reseñamos los requisitos generales para obtener una patente de programas informáticos (“software patent”) según establecidos por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos (SCOTUS, por sus siglas en inglés) en Alice Corp. v. CLS Bank International, 134 S. Ct. 2347 (2014). En aquella ocasión, destacamos que los programas informáticos pueden obtener protección de patentes siempre que no estén dirigidos a una idea abstracta o, de estarlo, pueden recibir protección si se determina que el programa incluye “significativamente más” que tal idea. Del mismo modo, reiteramos la incertidumbre sobre el alcance y protección de patentes ante el complejo panorama que trazaron las decisiones de las cortes de los Estados Unidos como consecuencia de Alice Corp. En particular, no quedó claro en dicho caso una pregunta medular: ¿Cómo se determina cuándo un programa informático está dirigido a una idea abstracta?

Recientemente, el Tribunal de Apelaciones del Circuito Federal (CAFC, por sus siglas en inglés) aclaró en Enfish, LLC v. Microsoft Corp. [1] que un programa informático no está dirigido a una idea abstracta cuando el mismo representa una mejora en las capacidades del ordenador. En cambio, el programa informático está dirigido a una idea abstracta inelegible para protección de patentes de invención cuando el ordenador se invoca meramente como una herramienta para llevar a cabo ciertos pasos.

Como trasfondo, en Enfish el CAFC determinó que una tabla auto-referencial (“self-referential table”) funciona de manera diferente a una estructura de base de datos convencional puesto que ésta provee mayor flexibilidad, tiempos de búsqueda más rápidos y requerimientos de memoria más pequeños. Así, el CAFC determinó que la inclusión del componente auto-referencial mejora la manera en la que el ordenador guarda y recupera los datos en memora y, por lo tanto, determinó que la patente no está dirigida a una idea abstracta.

En contraste, en In re TLI Communications Patent Litigation [3] el CAFC utilizó el marco de referencia establecido en Enfish para determinar que un sistema para grabar, administrar y archivar imágenes digitales está dirigido a una idea abstracta pues los ordenadores (en este caso, un teléfono inteligente y un servidor) funcionan como una mera herramienta para transmitir datos. Por lo tanto, dicha patente está dirigida a una idea abstracta pues no se reclama ninguna mejora específica al funcionamiento del ordenador.

La decisión de Enfish así como la de In re TLI Communications Patent Litigation tienen un impacto significativo puesto que el United States Patent and Trademark Office (USPTO, por sus siglas en inglés) adoptó este marco de análisis en sus guías para los examinadores de patentes.[3] Por lo tanto, al determinar la patentabilidad de un programa informático es importante determinar si el mismo está dirigido a una mejora en el funcionamiento del ordenador, o si por el contrario, utilizan el ordenador meramente como una herramienta para realizar funciones conocidas y rutinarias como transmitir, guardar y recuperar datos.

NOTAS

[1] Enfish, LLC v. Microsoft Corp., No. 2015-1244 (Fed. Cir. May 12, 2016).
[2] In re TLI Communications Patent Litigation, No. 2015-1372 (Fed. Cir. May 17, 2016).
[3] http://www.uspto.gov/sites/default/files/documents/ieg-may-2016_enfish_memo.pdf

por el Lcdo. José A. Medina-Cruz, Ferraiuoli LLC

A %d blogueros les gusta esto: