Anuncios

Ilegal el impuesto corporativo para levantar fondos públicos a base de multinacionales, confirma Primer Circuito

Inconstitucional el impuesto a Walmart en Puerto RicoDescarga el documento: Wal-Mart Puerto Rico, Inc. v. Zaragoza-Gómez

Walmart demandó al Secretario de Hacienda ante el Tribunal Federal para el Distrito de Puerto Rico alegando que el impuesto que tanto le afectaría era ilegal. El Tribunal de Distrito concluyó que el impuesto violó la cláusula de comercio, la cláusula de igual protección de las leyes, y la Ley de Relaciones Federales. Por ello declaró inválido el impuesto, vedando permanentemente al gobierno de Puerto Rico de poner el impuesto en efecto.

Originalmente, el propósito del impuesto era evitar que corporaciones multinacionales evadiesen pagar impuestos locales al transferir sus ganancias a una corporación afiliada en otra jurisdicción. Sin embargo, durante el testimonio vertido en la vista en su fondo surgió que la enmienda al impuesto corporativo mínimo alternativo (“AMT” por sus siglas en inglés), era sólo una medida para allegar fondos al tesoro de Puerto Rico.

Luego de una vista de varios días, el juez José A. Fuste determinó que el impuesto, cuya imposición afectaría en gran medida a Walmart, violaba violó la cláusula de comercio, la cláusula de igual protección de las leyes, y la Ley de Relaciones Federales. El gobierno siempre ha sostenido que esa particular decisión afecta al pueblo de Puerto Rico y que es insostenible. Por ello apelaron.

En apelación, el Tribunal de Apelaciones para el Primer Circuito atendió en primera instancia el ataque a la jurisdicción del Tribunal Federal para atender este caso. Resulta que en virtud de la Ley Butler, el Tribunal Federal está vedado de atender casos relacionados a impuestos estatales.

Sin embargo, hay una excepción. El Tribunal Federal puede tener jurisdicción de la materia si determina que no existe un remedio adecuado para el contribuyente ante los tribunales estatales.

La excepción existe por virtud de jurisprudencia, y no de ley. Según el Primer Circuito, a través del tiempo los tribunales y legisladores han confirmado de alguna manera la existencia de dicho “remedio en equidad” en la excepción al Butler Act.

Para el Primer Circuito, el problema reside en que un litigio prolongado puede tener un efecto en los impuestos que Walmart pueda recobrar luego del litigio, de prevalecer. La probabilidad de nunca poder recobrar los impuestos ilegales pagados en sí, hace que el remedio local pueda ser inadecuado.

Luego de atender los ataques a la jurisdicción del Tribunal Federal, el Primer Circuito confirmó la determinación del juez José A. Fusté. El Primer Circuito determinó que el impuesto viola la cláusula de comercio en su modalidad “durmiente” porque discrimina de su faz contra el comercio interestatal. Para el Primer Circuito, el allegar fondos al tesoro de Puerto Rico es un interés legítimo para el impuesto, sin embargo, decidió que existen otras medidas menos onerosas al comercio interestatal para que el gobierno de Puerto Rico logre su objetivo.

Con ello, el Primer Circuito confirmó el dictamen del Tribunal de Distrito, y entendió innecesario dilucidar si el impuesto viola la igual protección de las leyes y la Ley de Relaciones Federales.

por el Lcdo. Cristian González

Anuncios