Comenzar una oficina legal inmediatamente después de graduarse: ¿Sí o no?

Comenzar una oficina legal inmediatamente después de graduarse: ¿Sí o no?Muchas personas piensan que no es ideal comenzar una oficina legal o trabajar por cuenta propia inmediatamente después de graduarse y que es mejor adquirir experiencia para luego ingresar al mundo laboral de forma independiente. Mucho más cuando la economía incrementa el riesgo de lanzarse a la práctica privada, por la inversión que se hace, las posibilidades de recuperarla y la dificultad de atraer y mantener clientes.

Branigan Robertson, colaborador de Business Insider, escribió una columna en la que enumeró cinco consejos esenciales para triunfar al lanzarse al reto de comenzar su práctica privada.

Lo primero que debes hacer es IGNORAR A LAS PERSONAS QUE DICEN QUE NO DEBES. Es el consejo más importante porque el 98% de las personas te dirán que no debes. Los abogados son, por naturaleza pesimistas, pero lo más probable es que estos nunca lo hayan intentado así que no cuentan con los elementos de juicio para decirte que no te irá bien.

En segundo lugar, PLANIFICA. Para esto es preciso redactar un plan de negocios detallado. En ese informe debes incluir análisis del mercado, la misión del negocio, ventajas competitivas, etc. y por supuesto, cuánto dinero necesitas para comenzar. Es recomendable que ahorres, pues probablemente será hasta el cuarto o sexto mes que verás alguna ganancia.

En tercer lugar, ESCOGE SÓLO UN ÁREA DEL DERECHO A LA QUE TE VAYAS A DEDICAR. Hay personas que atienden todo “lo que entra por la oficina”, pero es recomendable que enfoques tu práctica en unas áreas determinadas. Si intentas hacer de todo, no serás bueno en ninguna. También será difícil que te refieran casos pues tendrás muchos competidores. También, ESTABLECE REDES DE REFERENCIA. Déjale saber a todo el mundo que planificas abrir una oficina y el área del Derecho que practicarás. Refiere casos que te lleguen a tu oficina de áreas que no atiendas a tus colegas y pídeles que te refieran casos que lleguen a su oficina, sobre el área a la que te dedicas. Pueden establecer una compensación por referidos. Asimismo debes unirte a organizaciones que agrupen abogados que se dediquen a lo mismo que tú. Ello te ayudará a compartir tus dudas, inquietudes y experiencias. En Puerto Rico existe Abogados de Puerto Rico y el grupo de los miembros del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico.

Es importante QUE TENGAS UNA PÁGINA DE INTERNET que te permita alcanzar clientes prospecto. Muchas personas que buscan abogados utilizan Google para buscarlos. Crear una página de Internet no es costoso y existen plataformas que pueden permitirte hacerlo por tu cuenta.

La experiencia en Puerto Rico

A pesar de la contracción económica en que se encuentra Puerto Rico, encuestas de la American Bar Association registran anualmente que al menos una decena de estudiantes de cada escuela de Derecho en Puerto Rico decide abrir su práctica privada una vez juramenta. Ello supone unos retos particulares para estos emprendedores. En primer lugar, porque no sólo se debe mantener una eficiencia profesional en la práctica del Derecho sino también porque se debe aprender a administrar y supervisar una oficina muchas veces sin experiencia previa. Más aún, algunas veces es imposible contratar inicialmente personal de apoyo, por lo que el abogado debe asumir el rol de mensajero, secretario, conserje, entre otros. Microjuris.com conversó con algunos de ellos, quienes nos narraron cuáles han sido los mayores retos al iniciar su práctica privada.

Para Bristol López, de Lopez Rodríguez & Montalvo Palerm, uno de los retos iniciales al tomar la decisión de ser su propio jefe fue establecer un sistema que le ayudara a maximizar su productividad, pero que le permitiera cumplir con otros roles en la oficina para apoyar su práctica.

“Lo que le funcione a otra persona no necesariamente me va a funcionar a mí pero es importante escuchar y aprender para entonces poder ir adaptando. Cuando estás por tu cuenta, tienes que invertir gran parte de tu tiempo en otras cosas —como administrar y promocionar tu oficina— además del trabajo como abogado y los casos de tus clientes. Cuando te sientas a hacer el trabajo contratado, luego de hacer lo otro, es cuestión de dar lo máximo de ti mismo. Confía en lo que ya sabes y ponlo en práctica.”

Por su parte, Michael Ramos López de Consultoría Ramos & Berrios LLC, graduado en el 2014, manifestó que uno de los mayores retos una vez superado el inicial “frío olímpico” fue el de establecer un sistema administrativo para el buen funcionamiento de la oficina. A juicio de Ramos López, esto es importante porque contribuye a mantener las finanzas en orden y evita problemas con los clientes.  Asimismo señaló la importancia de estar preparado para momentos en que no se tendrá un sueldo constante y seguro.

“En cualquier otro lugar, con toda probabilidad recibirás tu sueldo en una fecha determinada. Sin embargo, cuando abres una oficina privada, el sueldo dependerá de cuántos clientes logres cautivar cada mes. Si prefieres mayor estabilidad económica, deberías pensar bien tu decisión de abrir una práctica privada. Los clientes no caen del cielo, así que deben mantener la calma en esos primeros meses. Habrán días y quizás semanas en donde el movimiento será el mínimo, si alguno. No obstante, con el tiempo verás que tendrás mayor flujo de clientes en tu oficina”, señaló.

Ramos subrayó la importancia de mantener una buena presencia en la web y en las redes sociales. Por eso sugiere abrir una página de Facebook y /o una página personal. “Como parte esencial de la presencia pública de la oficina, se debe generar un logotipo o diseño que sea presentable y profesional”, añadió.

Por su parte, el Lcdo. Cristian González de Dávila Rodríguez & González LLC, graduado también en el 2014, opinó que el primer reto es aprender las particularidades de la práctica que se quiere ejercer. Luego, creer que uno puede hacer ese trabajo de forma eficiente. Una vez establecida la oficina lo más difícil es organizarse para manejar el volumen de trabajo. Por eso opina que mantener un calendario y agenda de trabajo es vital.

“Para mí ha sido crecer y manejar una carga alta de trabajo diario. No sólo es que sea mucho trabajo, es que a veces es trabajo que puede causar ansiedad, y eso hay que aprender a manejarlo, y manejarlo cada vez más”, señaló González.

Por último, para la Lcda. Zahíra Rodríguez, el aspecto más positivo de comenzar una oficina propia es precisamente la libertad a la hora de establecer esa agenda de trabajo.

“Tienes la flexibilidad de escoger tus horarios, cuáles serán tus prioridades. También tienes el poder de escoger el área del Derecho que quieres practicar y cómo quieres hacerlo”, arguyó.

 

A %d blogueros les gusta esto: