Juez Alito Jr. revela controversias a verse en el Supremo que le preocupan

Juez Alito Jr. revela controversias a verse en el Supremo que le molestanEl juez del Tribunal Supremo federal, Hon. Samuel Alito Jr., reveló en una aparición pública ante la Sociedad Federalista, capítulo de la Universidad de Columbia, aquellas controversias que provocarían confrontaciones entre los jueces de ese cuerpo.

Las expresiones fueron reseñadas por el diario The Washington Post, medio que cubrió la actividad. En su discurso, Alito no mencionó la elección de Donald Trump o en específico la vacante en el Supremo. No obstante, enumeró los asuntos que le preocupaban, incluyendo el derecho a portar armas y la alegada extralimitación de las agencias gubernamentales. Sobre estos asuntos y su fórmula para confrontarlos, explicó que lo haría con una cosa en mente: ¿Qué haría Antonin Scalia?

Con un humor jovial, este explicó que algunas de las cuestiones que más le preocupaban fueron decididos por mayoría 5 a 4 y señaló que las “líneas de falla constitucionales” eran peligrosas. En el caso District of Columbia v. Heller, por ejemplo, el Tribunal decidió en el 2008 que la Segunda Enmienda “en efecto significa lo que dice” y que protege un derecho individual a poseer un arma de fuego para propósitos de auto-defensa. No obstante, el disenso de Stephen G. Breyer provee una ruta para desnaturalizarlo sin quitarle su peso, señaló.

Por otro lado, Alito relató sentirse alarmado de que más de 40 senadores quieren enmendar la Constitución para revocar la determinación del Tribunal en Citizens United v. FEC, en donde se sostuvo que las restricciones al gasto político corporativo y sindical violentan los derechos de libertad y expresión.

“¿Qué haría esa enmienda?”, preguntó Alito. “Tendría el efecto de otorgar mayores derechos de libertad de expresión a un grupo de élite -los que controlan los medios de comunicación- que a todos los demás”.

Las libertades religiosas, dijo Alito, están “en un peligro aún mayor”. Citando a Bob Dylan, ganador del Premio Nobel de Literatura este año, señaló que “No está oscuro todavía, pero estamos llegando allí”.

Alito se opuso a la decisión del Tribunal en junio de no revisar un requisito en el estado de Washington de que las farmacias dispensen anticonceptivos de emergencia a las mujeres. Esa decisión fue retada por los farmacéuticos que dijeron que consideraban que algunos de los fármacos eran equivalentes a un aborto y que dispensarlos violaba sus creencias religiosas.

Finalmente Alito reconoció que extraña a Scalia en formas que trascienden la jurisprudencia del Tribunal. “Ha habido un vació palpable en la habitación en las discusiones y conferencias de la corte desde febrero. Es evidente que falta algo vital”.

=

A %d blogueros les gusta esto: