¿Qué debe poder esperar un cliente de su abogado?

Muchas personas que se ven en la necesidad de contratar un abogado, desconocen qué pueden esperar de dicha relación. Los procedimientos judiciales en la mayoría de los casos son o inesperados o los clientes tienen poca comprensión de los mismos, por lo que van aprendiendo por experiencia en qué consiste la relación abogado-cliente.

Por eso es importante que una vez establecida la posibilidad de una relación profesional, el abogado discuta con su representado qué debe esperar de dicha relación y el cliente comprenda qué cosas puede exigir, por qué puede reclamar a su representante legal y qué aspectos deben estar presentes en esa relación profesional.

Comunicación
Uno de los aspectos más importantes en la relación abogado-cliente es la comunicación. Según Nolo, la falta de comunicación puede llevar a un cliente a pensar que tiene un mal abogado o que este no está haciendo su trabajo, cuando probablemente eso no sea cierto. Ello debe trabajarse desde el inicio. Por eso, al momento de la firma del contrato debe ofrecerse una descripción básica del asunto legal, informar al cliente qué puede esperar y cómo se trabajará su caso. Además, se debe informar cada novedad sobre el caso. Los abogados no deben ignorar las llamadas o deben contestarlas tan pronto puedan.

Competencia
Uno de los aspectos que un cliente puede esperar de su abogado es que esta sea competente para atender su caso. Por eso es tan importante la entrevista inicial, pues conociendo las interioridades el caso, el abogado puede evaluar si dentro de sus destrezas y posibilidades puede lograr los objetivos del cliente. La realidad es que no hay garantías sobre competencia cuando contratan un abogado, por ello las personas suelen contratar abogados por referencia de otros clientes. No se puede presentar una queja contra un abogado sólo porque no es tan bueno como otros, sin embargo sí por no atender un caso de forma debida y violentar reglas éticas específicas. Ese tipos de casos se denominan “malpractice” (negligencia profesional) y el cliente puede demandar por ello.

Ética
En Puerto Rico existe normativa que requiere de los abogados un estricto comportamiento ético que incluye incluso el desechar todo acto que pueda tener apariencia de conducta impropia. Algunas de estas reglas son: mantener en estricta confidencialidad lo relacionado a los casos, representar a los clientes de forma competente, considerar cualquier conflicto de interés que tengan en cuanto al cliente o al caso antes de asumirlo, poner los intereses de su cliente antes que los propios, no aconsejar a sus clientes sobre la comisión de delitos, etc. Estas reglas deben ser respetadas so pena de asumir un procedimiento disciplinario, disponible para clientes o una demanda en daños y perjuicios.

Honorarios
El acuerdo sobre honorarios debe estar plasmado en escrito para evitar cualquier malentendido y/o inconsistencia en el pago de los mismos. No hay una obligación de que los acuerdos estén en escrito, pero hacerlo de esa forma contribuye a disminuir la posibilidad de futuras controversias por que algunos de los aspectos del negocio no esté claro. El acuerdo debe especificar la cantidad a pagarse, con qué frecuencia se emitirán facturas, si el pago será por contingencia y si habrá algún gasto adicional a pagarse.

Obligaciones de los abogados y clientes
Las obligaciones y responsabilidades de cada cual deben estar claras. Por ejemplo, el abogado debe reconocer que el cliente es quien “manda en el caso”, explicarle qué debe esperar o cuál pueden ser los distintos panoramas, estimar el costo del caso, analizar diversas estrategias, explicar cuánto puede tardarse el caso en resolverse, preparar al cliente para su deposición y prepararle para el juicio o vista en su fondo.

El cliente, por su parte, debe tomar cuenta de los acuerdos entre ambos, preparar un resumen o cronología de eventos importantes del caso, ser claro y abierto en su comunicación con su abogado, entender el deber de confidencialidad entre ambos, respetar el tiempo del abogado y su agenda, proveer la información que se le pida con prontitud, informar en todo momento al abogado sobre cualquier novedad, dejarle saber al abogado si en algún momento no estará disponible, no esperar que el abogado sea su amigo, mantener profesionalismo y respeto, ayudar en cualquier asunto que requiera investigación no legal y que adelante el caso y por último pero no menos importante, pagar a tiempo las facturas.

 

A %d blogueros les gusta esto: