Trabajo presenta guías de autoevaluación para garantizar la igualdad salarial

El secretario del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), Carlos Saavedra Gutiérrez, anunció que hoy se promulgaron las guías que los patronos podrán utilizar para cumplir con la Ley de Igualdad Salarial de Puerto Rico y la Ley Núm. 61-2017.

Descarga y lee las guías (PDF)

Las Guías Uniformes para el Autoestudio de Igualdad Salarial de Conformidad con la Ley Núm. 16-2017 y la Ley Núm. 61-2017, ofrecen recomendaciones que se podrían implementar para eliminar las diferencias salariales por razón de sexo en el lugar de empleo como parte de los procesos internos de evaluación que tanto el sector público como privado pueden realizar para cumplir con el mandato de dichos estatutos. En el caso de la Ley Núm. 61-2017, aquellos patronos que estén interesados en licitar para proveer servicios al Gobierno de Puerto Rico, están obligados a seguir las Guías Uniformes para desarrollar sus programas de autoevaluación de igualdad salarial.

“El discrimen salarial por razón de sexo es una práctica reprochable que no tiene cabida en nuestra sociedad. Estas guías viabilizan uno de los compromisos programáticos de esta administración; erradicar prácticas discriminatorias que no se ajustan a nuestra realidad social. Tanto la mujer como el hombre merecen recibir igual paga por igual trabajo,” sostuvo Saavedra Gutiérrez.

Debido a que la desigualdad salarial por razón de sexo podría manifestarse de distintas maneras durante toda la experiencia laboral, las guías uniformes atienden tres asuntos fundamentales: reclutamiento, planes de clasificación y bonos o compensaciones adicionales. Además, se atiende la necesidad que tienen los patronos de revisar sus manuales o reglamentos internos en aras de asegurarse que se conforman con las Leyes Núm. 16 y 61 de 2017.

Entre todos los temas medulares que son cubiertos por las guías, cabe señalar los siguientes: Los patronos violan la ley si indagan sobre el historial salarial de un empleado y/o si utilizan a uno de sus representantes para indagar sobre este asunto; los patronos pueden utilizar varios criterios para aumentar la compensación de un empleado, como su antigüedad o el mérito en el empleo, su educación, adiestramiento o su experiencia relacionada con sus funciones.

También, se recomienda que los patronos utilicen una rúbrica o leyenda en sus planes de clasificación para considerar las competencias de los empleados. Por último, las compensaciones que se otorguen y que no son requeridas por ley deberían estar sustentadas en datos. El sistema de bonificación podría estar basado en la cantidad de producción, ventas, ganancias o ahorros, la calidad de la producción y la asistencia a talleres de capacitación o estudios. Saavedra Gutiérrez explicó que, pesar que existen leyes que ofrecen protecciones contra el discrimen por razón de sexo, la nueva Ley de Igualdad Salarial de Puerto Rico atiende específicamente la inequidad salarial que existe entre el hombre y la mujer. En Estados Unidos, por ejemplo, se estima que la mujer gana 80 centavos por cada $1 que gana el hombre.

A %d blogueros les gusta esto: