Q&A: Fortuño habla sobre el fracaso de no lograr la ley del CIO

por Giancarlo González

GG: Desde el 2008 se habla sobre la posición del Chief Information Officer y la importancia de que sea una estructura creada por ley. Hoy nos encontramos en el mismo punto de partida que en el 2009 cuando usted nombró a Juan Eugenio Rodríguez (JE) como el primer CIO, y es que a pesar de tener una persona nombrada, no tiene ni el presupuesto, ni la estructura ni la autoridad en ley para ejecutar su trabajo. Le pregunto, ¿catalogaría el hecho de que no se aprobara esta ley como uno de los mayores fracasos de su administración?

LF: La respuesta es que sí. Venía con una perspectiva que era primordial: dar mejores servicios y abaratar costos. La idea es hacer más asequible los servicios, que el ciudadano pueda lograr todo desde su casa o trabajo y no tener que moverse. Pensé que para ser efectivo, esta función tenía que estar en una sola persona. Desgraciadamente cayó en las batallas legislativas y por ende, tuve que hacerlo ad hoc mediante Orden Ejecutiva.

Lo que se logró fue con mucha dificultad y hubo muchos casos de renuencia de agencias, pero JE preparaba la iniciativa X o Y, y de ahí lo traían como tema de reunión de gabinete para lograr los ajustes necesarios para poder implementarlo.

GG: ¿La resistencia de la Legislatura para crear el puesto mediante ley, en el caso de su cuatrienio, era en la Cámara, en el Senado, por cabildeo de empresas particulares o de dónde surge?

LF: Que yo supiera, no había empresas envueltas. Lo que si existía era un grado de resistencia de lo que yo llamo el “gobierno permanente”, concentrado en algunas agencias en específico que han hecho esta función tradicionalmente. A nivel legislativo, se convirtió en rehén de otras batallas que no tenían que ver con el CIO, pero como sabían que esto para mí era importante lo tomaban de rehén aunque no tuviera que ver. Si no se movía lo que JE había recomendado, se traía como reunión de gabinete y se le daba el respaldo que yo le le pudiera dar.

GG: Ricardo Rosselló creó el Puerto Rico Innovation Technology Service (PRITS) mediante Orden Ejecutiva, sin embargo, no se habla de una ley para estructurar PRITS. Hay un proyecto en la Cámara radicado por el Rep. Jorge Navarro, el PC 749, pero no ha progresado. ¿Por qué cree que no está progresando?

LF: Sobre avances legislativos desconozco, no he vuelto a pisar la Legislatura desde que estuve allí el 2 de enero cuando juramentó (Ricardo) Rosselló.

GG: Si estuviera usted de gobernador, ¿sería prioridad esta ley?

LF: Definitivamente y con más razón, viendo la resistencia que hay dentro del Gobierno, esto requiere fuerza de ley para que funcione. Bajo las condiciones correctas debe moverse adelante. No tengo conocimiento de por qué no se ha movido, pero lo que conozco del gobernador actual, es que es BIEN “techie”, entiende la importancia de la tecnología y pensaría que quizás está esperando el momento correcto para impulsarlo.

GG: La sección bajo el Título 1, 103 (d) en PROMESA permite solicitar el destaque de empleados federales a la Junta de Supervisión Fiscal. Rosselló envió una carta a José Carrión III solicitando destacar miembros del US Digital Service (USDS). ¿Cuán viable cree que sea que la Junta estructure un equipo digital similar al USDS para atender retos particulares y que dicha ejecución sirva como un ejemplo a seguir?

LF: Diría más – ya que hay una Junta (sin necesariamente estar orgulloso que nos la hayan impuesto) pero con una autoridad en ley delegada por el Congreso, una aportación sería que si montaran el equipo para hacer un trabajo, que luego se destaquen a la oficina correcta – la oficina del CIO – para transferir el conocimiento y las mejores prácticas. De esta forma quien luego corra el nuevo servicio sea personal que se quede y le dé continuidad una vez la Junta no esté en Puerto Rico.

Uno de los problemas que enfrentamos es saber cuánto tenemos en caja todos los días. Es increíble que esto suceda, y todavía tenemos el mismo problema. Yo hubiera querido hacer unas inversiones, y evaluar qué podemos hacer por módulos, poco a poco, creciendo. La Junta podría dar un gran servicio si logra atraer talento con una agenda y métricas específicas y que luego haya una transferencia de este conocimiento y trabajo de forma permanente.

GG: Si nos dirigiésemos al final del cuatrienio de Rosselló, y fuera a mirar hacia atrás, ¿qué pudiéramos estar identificando para validar que ocurrió algo positivo con la tecnología?

LF: Lo veo de una perspectiva como usuario de servicios públicos que quiere servicios más accesibles, a toda hora, que me abaraten los costos para que mejore la situación y puedan bajar las contribuciones. Yo quisiera que se siga ampliando la gama de servicios e información disponible con sólo apretar un botón, que minimicemos la necesidad de gestión cara-a-cara y filas.

En segundo lugar: la utilización mayor para los servicios de salud. Una de mis frustraciones es que me sentí que no logramos adelantar más en el tema del récord médico electrónico o “Health Information Exchange” – me hubiera encantado verlo llevar hasta completarse, porque simplifica un montón en el diario vivir del paciente y al proveedor también. Para mí fue una frustración y me hubiera gustado haberlo completado. Tener que llenar la misma información cuando visitas a cada médico, es perder el tiempo.

GG: ¿Algún consejo que desee ofrecer para lograr crear PRITS mediante ley?

LF: Ser práctico en lo que puede significar para el ciudadano común y corriente – y que la gente lo comprenda. Conociendo el interés que tiene el gobernador actual en este tema – él es BIEN “techie” – quizás está esperando tener un paquete de medidas para impulsar. No he pisado la Legislatura desde el 2 de enero cuando él juramentó. Cuando voy a la Isla lo que trato es de interesar a gente con quien trabajo en Latinoamérica para que se interesen en proyectos de infraestructura en Puerto Rico.

La próxima serie de //Dear Fiscal Board será el miércoles, 6 de septiembre a las 6:00 p.m. en Piloto 151 en el Viejo San Juan.

A %d blogueros les gusta esto: