Abogado de derechos humanos es condenado a 2 años en prisión en China

Un prominente abogado de derechos humanos fue condenado en China a dos años de prisión tras haber sido encausado por el delito de incitar a la subversión de estado, una condena que ha provocado críticas de la comunidad internacional.

Según Prensa Asociada, la sentencia fue emitida por la Corte del Pueblo en la ciudad de Changsha, en contra del activista Jiang Tianyong, durante una breve vista de sentencia, en la cual también se explicó que el abogado no apelará, a pesar de este no haberlo expresado.

“Este proceso legal está arreglado por el gobierno. Así que no acepto que Jiang se haya declarado culpable y ese veredicto de culpabilidad”, explicó la esposa de Jiang, Jin Bianling.

Los fiscales acusaron a Jiang de utilizar las redes sociales para degradar al gobierno y a las autoridades judiciales, incitar a otras personas a retar al estado y fabricar una denuncia de que otro abogado estaba siendo alegadamente torturado estando bajo custodia.

Distintas entidades alrededor del mundo han criticado el juicio, alegando que fue un engaño, y que al letrado se le arrestó como parte de una campaña para eliminar cualquier opositor del Partido Comunista. El veredicto fue criticado además por el embajador de China de Alemania, Michael Clauss, quien denunció que a Jiang se le negó acceso al abogado de su elección.

Como abogado, Jiang defendía a clientes políticamente sensibles como el activista legal ciego Chen Guangcheng y seguidores del grupo espiritual de Falun Gong, antes de que las autoridades se negaran a renovar su licencia para ejercer la abogacía en 2009. Justo antes de su arresto, trabajó para denunciar públicamente la difícil situación de los abogados arrestados en una campaña enérgica contra los activistas legales que comenzó en julio de 2015.

Jiang se reunió con la esposa del abogado Xie Yang meses antes de que ella divulgara el relato de cómo su esposo fue golpeado, privado de sueño y torturado durante su detención, lo que provocó una mayor condena de Pekín por parte de los gobiernos occidentales. La esposa de Xie y sus dos hijos huyeron del país.

Xie fue liberado en mayo después de declararse culpable de los cargos de incitación a la subversión y de los continuos e inquietantes procedimientos legales a los que fue sometido, pero los activistas dicen que sigue siendo vigilado de cerca.

Jiang fue secuestrado por agentes de seguridad del estado en noviembre del año pasado y en marzo presuntamente concedió una entrevista a un periódico estatal y apareció en la televisión estatal diciendo que se había inventado la historia de la tortura de Xie.

El grupo de derechos Amnistía Internacional calificó la sentencia de Jiang sin fundamento. “Su así llamada confesión y disculpa, probablemente extraída bajo coacción, no era más que un acto de teatro político dirigido por las autoridades”, dijo William Nee, un investigador de China para el grupo.

 

A %d blogueros les gusta esto: