Nueva oportunidad federal para adquisición de vivienda para víctimas de un desastre mayor

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares anunció la disponibilidad del Programa 203h, el cual permite la obtención de una hipoteca para víctimas de un desastre mayor que han perdido sus residencias y están en el proceso de reconstruir o adquirir otra vivienda.

El programa está disponible mediante la Administración de Vivienda Federal (FHA, por sus siglas en inglés).

“Luego de la devastación provocada por el paso de los huracanes Irma y María, este programa puede servir como una herramienta para ayudar a estabilizar el mercado de vivienda. El Programa 203h facilita el acceso a financiamiento para la adquisición o reconstrucción de un hogar para las personas más vulnerables que sufrieron el embate de los eventos atmosféricos”, señaló el primer ejecutivo.

El programa es presentado mediante la Autoridad para el Financiamiento de la Vivienda Pública (AFV) y su elegibilidad es para dueños de residencia o arrendatarios cuyas viviendas hayan sufrido daños y que necesiten remplazar o reconstruir. La unidad afectada debe estar ubicada en un área declarada zona de desastre por el presidente de los Estados Unidos (o PDMDA, por sus siglas en inglés).

Para participar del Programa 203h, no es necesario el pago de pronto, la nueva residencia adquirida no tiene que estar ubicada en el PDMDA donde la vivienda previa estaba ubicada y no se requiere al prestatario realizar la inversión mínima requerida (MRI, por sus siglas en inglés).

El secretario del Departamento de Vivienda (DV), Fernando Gil Enseñat, reiteró el compromiso de su agencia para facilitar los procesos para que las familias afectadas por los huracanes puedan adquirir viviendas seguras.

“El ofrecimiento de préstamos hipotecarios FHA 203h se suma a las iniciativas que ha tomado el gobernador Ricardo Rosselló para facilitar y agilizar el proceso de recuperación de Puerto Rico. Miles de familias necesitan de nuestro apoyo para volver a levantar sus hogares o para adquirir una nueva propiedad; esta opción de financiamiento representa un alivio para los ciudadanos que desean tener una casa más segura y bajo condiciones de compra más accesibles”, manifestó Gil Enseñat.

Por su parte, el director ejecutivo de AFV, Edwin Carreras Rivera, resaltó “que esta es una oportunidad única que los ciudadanos deben considerar por sus grandes beneficios. Sin duda es un producto financiero único en su clase y ayuda a los damnificados —en áreas designadas como desastre por el presidente— a recuperarse haciendo más fácil obtener hipotecas y convertirse en dueños de vivienda o restablecerse como tales”.

El término del préstamo es hasta 30 años y el solicitante puede cubrir los costos de cierre y gastos prepagados en efectivo, por medio de concesiones del vendedor con un máximo de 6% o con una aportación gubernamental.

La solicitud se debe someter al prestamista en el término de un año de la declaración presidencial de zona de desastre. La puntuación de crédito mínima del solicitante debe estar en 500.

Según un estudio que llevó a cabo la National Association of Realtors en el 2016, comprar una propiedad representa para nuestra economía una inyección aproximada por cada venta realizada de $35,000.

Esto incluye desde la inversión en el proceso de venta hasta las mejoras comunes como pinturas, rejas, mantenimiento de patio, techo, enseres, mobiliario y compañías de mudanzas, entre otros servicios.

La misión principal de la AFV es promover el desarrollo de vivienda de interés social y proveer facilidades de financiamiento, subsidios e incentivos para que las personas puedan adquirir o arrendar un hogar digno.

En cuanto a las propiedades, son elegibles las residencias principales conocidas como viviendas unifamiliares no adosadas (one-unit detached homes) o proyectos de condominio establecidos y aprobados por FHA (FHA-approved established condominium projects).

Esta oportunidad de financiación no aplica a propiedades de inversión, propiedades conectadas, condo-hoteles, multipropiedades (conocidas como time-shares), propiedades de 2, 3 o 4 unidades, segundas residencias o cooperativas de vivienda prefabricadas (manufactured housing co-ops).

Durante el anuncio también estuvieron presentes el secretario de Estado, Luis Rivera Marín; el presidente de la Asociación de Bancos Hipotecarios, Dimas Rodríguez; el presidente del Hispanic Real Estate, Capítulo de Puerto Rico, Eric Haddock; y el director ejecutivo de la Asociación de Realtors de Puerto Rico, Eduardo Santos.

A %d blogueros les gusta esto: