Juez de distrito interrumpe deliberaciones del jurado porque Dios le dijo que acusado era inocente

Un juez de Texas interrumpió el proceso de deliberación del jurado de un caso que tenía a cargo, para comunicarles que la acusada era inocente.

El juez de distrito Jack Robinson pidió disculpas al jurado para luego expresarles que una mujer de 32 años, acusada de tráfico humano por prostituir a su sobrina adolescente, era inocente pues así Dios se lo había informado. Además, solicitó al jurado que la declarara inocente.

Según reseñara el diario The Statesman, el juez luego señaló: “Cuando Dios me dice que haga algo, tengo que hacerlo”. Posterior a ello, este se descalificó de los procedimientos.

A pesar de la intromisión del juez con los jurados, estos determinaron que la mujer era culpable de traficar con la menor, por lo que se le impuso una pena de 25 años de cárcel. La mujer había sido acusada en agosto de 2016. Según los hechos del caso, esta pagó cerca de seis mil dólares para que la menor entrara a los Estados Unidos desde Honduras. Luego, esta recibió dinero de un hombre mayor con el cual la niña debía vivir y con el cual posteriormente tuvo un hijo.

El evento ha causado gran controversia en Texas y muchos han solicitado que el juez sea destituido de su posición. El administrador de tribunales manifestó que, por el momento, no se harían comentarios sobre la acción del juez Robinson.

De interés: Harsh penalty unlikely for Texas judge who gave jury advice from God

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: