Abogado fugitivo se declara culpable por su rol en esquema de fraude multimillonario al Seguro Social

Un abogado dedicado a reclamaciones de Seguro Social, y que era fugitivo por un esquema de fraude a esa entidad federal, fue arrestado la semana pasada, según anunció el Departamento de Justicia federal.

Eric Christopher Conn, de 58 años, se declaró culpable ante el juez de distrito de Kentucky, Danny C. Reeves, de un cargo por conspiración para defraudar al gobierno federal, un cargo de conspiración para fugarse y un cargo de conspiración para tomar represalias en contra de informarte.

“En este caso, el esquema del acusado obligó fraudulentamente a la Administración del Seguro Social a pagar más de quinientos millones de dólares en beneficios por discapacidad de por vida, y luego huyó del país. Gracias al arduo trabajo del FBI, los abogados de DOJ y nuestros socios de la Administración de la Seguridad Social, el IRS-CI, HHS-OIG y nuestros aliados en Honduras, este complot criminal no tuvo éxito. Este caso muestra una vez más que para rastrear criminales y hacer que rindan cuentas, este Departamento cruzará continentes y trabajará con autoridades de todo el mundo”, indica el comunicado emitido por el Departamento de Justicia.

De acuerdo al acuerdo, desde octubre de 2004 hasta diciembre de 2017, Conn participó en un esquema, junto a un juez administrativo de la Administración del Seguro Social, David Black, varios doctores, incluyendo un psicólogo clínico y otros para someter miles de documentos médicos falsos al Seguro Social y de esa forma obtener fraudulentamente beneficios de incapacidad que totalizaron los $550 millones de dólares. Cuando un ex empleado de la agencia descubrió el esquema y proporcionó información a agentes federales, Conn y el ex juez de derecho administrativo Charlie Paul Andrus conspiraron y actuaron para que fuera despedido, en un esfuerzo por desacreditar al empleado. Finalmente Conn admitió que después de declararse culpable en marzo de 2017, y antes de ser sentenciado el 2 de junio de 2017, huyó del país con la ayuda de Curtis Lee Wyatt, seccionando el dispositivo de monitoreo electrónico de su tobillo y huyendo a través de la frontera con México.

Conn fue acusado originalmente en abril de 2016, junto a ambos jueces administrativos, por un total de 18 cargos de conspiración para cometer fraude y otras ofensas relacionadas. El 24 de marzo de 2018, este se declaró culpable y posteriormente huyó del país a Honduras. Se espera que la lectura de su sentencia se celebre el próximo mes de septiembre.

A %d blogueros les gusta esto: