No responsable David Copperfield por heridas a turista durante truco de magia: Juez obliga a revelar truco en corte abierta

Un jurado de Las Vegas determinó que el afamado ilusionista David Copperfield no es responsable de las heridas sufridas por un turista británico que participó en uno de sus trucos durante el año 2013. De hecho, el jurado determinó que el demandante fue responsable de 100% de sus heridas.

Según la demanda presentada por Gavin Cox, este participó de uno de los trucos de desaparición más famosos de Copperfield, llamado Lucky #13, durante el cual sufrió una caída que le provocó daño cerebral. Copperfield, que es el mago mejor pagado del mundo, ha realizado su famoso truco “Lucky #13” miles de veces sin incidentes previos. La presentación consiste en seleccionar al azar a 13 miembros de la audiencia, haciéndolos desaparecer en el escenario, sólo para que luego vuelvan a aparecer en la parte posterior de la sala.

Cox participó del grupo, y según explicó en su demanda, sufrió daño cerebral y dolores crónicos, al caerse detrás de la tarima y aterrizar en una zona de construcción. La demanda multimillonaria incluía como demandantes a Copperfield, al MGM Grand Hotel, donde sucedió el incidente, y a otras tres compañías que participaron en la producción del espectáculo.

El productor ejecutivo de Copperfield explicó en corte abierta que, una vez caía el telón, los 13 participantes que escogían para subir al escenario eran llevados a través de varios pasadizos que rodean el edificio, hasta salir y luego volver a entrar en la parte posterior del teatro.

“Los demandados tenían la obligación de proporcionar un entorno seguro a los participantes de la audiencia”, señaló el abogado de Cox, Benedict Morelli, en su argumento inicial. El jurado determinó que ninguno de los otros demandados fue responsable por ninguna de las heridas sufridas por Cox.

A %d blogueros les gusta esto: