California considera limitaciones a no-abogados de ser dueños de compañías de servicios legales

El Colegio de Abogados de California estableció un comité para considerar cambios a sus normas éticas relacionadas a la utilización de tecnologías emergentes y a la prohibición a personas que no ejerzan el Derecho de ser propietarios de compañías de servicios legales.

Lee el informe

El Colegio tomó la decisión al recibir un informe sobre el mercado legal que le comisionó al profesor William Henderson de la Maurer School of Law de Indiana University (Bloomington).

“Así como una porción considerable del público lucha para poder pagar a un abogado y una porción considerable de los abogados se esfuerza por encontrar suficiente trabajo remunerado, los reguladores legales deben evaluar seriamente si los beneficios de protección al consumidor que proveen estas reglas, realmente valen el costo”.

El informe también indica que tanto los abogados que ofrecen servicios a individuos, así como a corporaciones, están en una situación difícil.

En el informe, Henderson citó un reporte del Centro Nacional para Tribunales Estatales que examinó casi 1 millón de casos civiles en 10 condados urbanos y encontró que en el 76% de los casos al menos una de las partes se representó por cuenta propia, lo que fue aproximadamente el doble de un estudio comparable, realizado 20 años antes.

Henderson mostró en el informe que a diferencia de otras industrias que se han vuelto más caras, como la educación superior y la medicina, las personas están renunciando a los servicios legales.

Utilizando los números de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, el informe de Henderson muestra que en 1987 los servicios legales constituyeron el 0,435% de la asignación de gastos en el Índice de Precios al Consumidor para consumidores urbanos. En el 2016, ese número había disminuido en más del 40% a 0,245%. La matrícula universitaria y la medicina experimentaron aumentos en el gasto de 120.3% y 77.6%, respectivamente.

Otro de los factores que ha provocado la disminución de ingresos en ese mercado en más del 10% entre 2007 y 2011 –con una pérdida de $ 7 mil millones– es que las personas ya no están requiriendo servicios legales.

Al mismo tiempo, la presión de los costos sobre los clientes corporativos ha provocado que se realicen más trabajos legales de manera interna y al surgimiento y aumento de proveedores de servicios jurídicos alternativos bien financiados que interrumpen el mercado jurídico corporativo tradicional.

La Junta de Fideicomisarios del Colegio encargó al informe de Henderson estudiar “modelos de prestación de servicios legales en línea para determinar si se requieren cambios regulatorios para apoyar o regular el acceso mediante el uso de tecnología”. El informe fue el primer paso en la investigación del Colegio sobre qué podría cambiar en las regulaciones para abordar estas problemáticas.

Aún se desconoce cuál será el impacto en cuanto a lo establecido por el informe. Sin embargo, Henderson señaló que “modificar las reglas de ética para facilitar una mayor colaboración entre el Derecho y otras disciplinas (1) reducirá los costos; (2) mejorará el acceso; (3) aumentará la previsibilidad y transparencia de los servicios legales; (4) ayudará al crecimiento de nuevos negocios; y (5) elevará la reputación de la profesión legal “.

 

A %d blogueros les gusta esto: