FBI solicita interceptar llamadas hechas a través de Facebook Messenger

En una nueva instancia de invasión a la privacidad, fiscales federales han solicitado a la plataforma social Facebook, permiso para intervenir las llamadas de voz hechas a través de la aplicación Messenger.

Según informó Reuters, la solicitud surgió durante una investigación a miembros de una pandilla llamada MS-13 en un tribunal federal en Fresno (California) en el cual los fiscales sometieron una moción para que el tribunal determinara que Facebook incurrió en desacato cuando la compañía declinó cumplir con la solicitud de intervención. La moción fue argumentada en corte abierta, y el tribunal falló a favor de Facebook. Los detalles de la decisión no fueron divulgados.

A pesar de la decisión, la solicitud del gobierno ha alarmado a ejecutivos de tecnología y a los defensores del derecho a la privacidad. Ello porque funcionarios del gobierno de Estados Unidos y otros países occidentales están intensificando los intentos de prohibir o limitar el cifrado fuerte y ampliar sus capacidades de intervenir llamadas telefónicas.

Una declaración jurada de un agente del FBI presentada públicamente en el proceso objeto de este caso, declaró que, en al momento de los arrestos, la policía no podía controlar ninguna llamada de Messenger.

Las compañías de telecomunicaciones están obligadas a otorgar a la policía acceso a llamadas según la ley federal, pero muchas aplicaciones que dependen exclusivamente de la infraestructura de Internet, están exentas. Facebook sostuvo que Messenger estaba cubierto por esa exención.

Los documentos del caso revelaron que el gobierno de Estados Unidos interceptaba todas las llamadas ordinarias y los mensajes de texto enviados por miembros de la pandilla acusada a través de Messenger. La declaración jurada citaba también que hubo tres llamadas de Messenger que los investigadores no pudieron oír.

Al parecer, al momento no existe ningún método práctico disponible para que las agencias de ley y orden puedan monitorear llamadas de Messenger.

Uno de los aspectos que los jueces toman en consideración a la hora de otorgar autorización para intervenir llamadas, es cuánta carga podría suponer para la compañía el colaborar con una investigación.  A diferencia de la aplicación de mensajería WhatsApp de Facebook y una parte separada de las conversaciones de Messenger denominadas como “secretas”, Facebook desempeña un pequeño papel técnico que facilita las llamadas de voz de Messenger, lo que hace posible la interceptación con cierto esfuerzo.

En este caso, uno de los argumentos de Facebook fue que no podía modificar su software o “hackear” a su usuario para colaborar con el FBI.

Facebook mantuvo que no se podía ordenar que modificara su software o pirateara a su usuario para ayudar al FBI. Apple hizo un argumento similar al negarse a invadir el iPhone de un alegado terrorista en 2016.

A %d blogueros les gusta esto: