La American Bar Association establece que jueces no pueden negarse a casar a personas del mismo sexo

Una nueva opinión del Comité de Ética y Responsabilidad Profesional de la American Bar Association, establece que los jueces que realizan matrimonios no pueden negarse a hacerlo para parejas del mismo sexo.

Según la opinión, los jueces no sólo deben cumplir con la ley, sino que también deben actuar imparcialmente, y libre de sesgos o prejuicios. El mismo requisito contra el discrimen se aplica incluso si los jueces celebran matrimonios solo para amigos y familiares.

La Opinión de Ética 485 se basa en varias disposiciones del Código Modelo de Conducta Judicial, incluida la Regla Modelo 1.1, que establece que “un juez cumplirá con la ley, incluido el Código de Conducta Judicial”.

¿Aún no estás suscrito a Microjuris? Házlo aquí¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Házlo en nuestra sección de cursos en línea.

Además, la Regla Modelo 2.2 requiere que un juez “respete y aplique la ley” y que “realice todos los deberes del cargo judicial de manera justa e imparcial”. Además, la Regla Modelo 2.3 (A) establece que “un juez desempeñará los deberes del cargo judicial, incluidos los deberes administrativos, sin inclinación o prejuicios”.

Más específicamente, la Regla Modelo 2.3 (B) dispone:

“Un juez no debe, en el desempeño de sus funciones judiciales, expresar palabras o realizar un prejuicio o prejuicio manifiesto, ni involucrarse en el acoso, incluidos, entre otros, el prejuicio, el prejuicio o el acoso por raza, sexo, género, religión, origen nacional, origen étnico, discapacidad, edad, orientación sexual, estado civil, condición socioeconómica o afiliación política, y no debe permitir que el personal de la corte, los funcionarios de la corte u otros sujetos a la dirección y control del juez lo hagan”.

El profesor Douglas NeJaime de la Facultad de Derecho de la Universidad de Yale concordó con la mayoría del análisis: “Ciertamente, parece coherente con los principios de la ética judicial exigir que los jueces que realizan matrimonios lo hagan tanto para parejas de sexo opuesto como para parejas del mismo sexo, para no involucrarse en conductas discriminatorias o dar la apariencia de inclinación o prejuicios”.

La opinión refleja el precedente de la histórica decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos en Obergefell v. Hodges (2015), en la que el Tribunal determinó que las prohibiciones de matrimonios entre personas del mismo sexo violaban las cláusulas de igual protección y garantías procesales de la Enmienda 14. La mayoría del Tribunal escribió que “no existe una base legal para que un estado se niegue a reconocer un matrimonio legal entre personas del mismo sexo realizado en otro estado debido a su carácter del mismo sexo”.

La opinión 485 examinó varias opiniones éticas de tribunales estatales, en las que que también se concluyó que los jueces no pueden discriminar con respecto a los matrimonios entre personas del mismo sexo. Por ejemplo, la ABA citó opiniones éticas de Arizona y Nebraska, que sostuvieron que los jueces que realizan matrimonios del sexo opuesto también deben realizar matrimonios entre personas del mismo sexo.

Sin embargo, la opinión de ABA establece una diferencia con una opinión ética de 2015 de la Junta de Conducta Profesional del Tribunal Supremo de Ohio, que determinó que los jueces de Ohio no podían negarse a realizar todos los matrimonios para evitar casar con parejas del mismo sexo.

“Mostrar prejuicios o prejuicios en el desempeño de los deberes judiciales es antitético y contrario a un principio básico del desempeño judicial y erosiona la confianza del público en la integridad de la independencia y la imparcialidad del poder judicial”, se lee en la opinión de Ohio.

En cambio, la opinión ética de la ABA establece que un “juez puede optar por no celebrar matrimonios, o realizar matrimonios exclusivamente para familiares y amigos”.

“En una jurisdicción donde un juez no está obligado a realizar matrimonios, el juez puede negarse a realizar todos los matrimonios para miembros del público”, concluye la opinión.

 

A %d blogueros les gusta esto: