Rama Judicial activa su protocolo de emergencia ante la amenaza del COVID-19

Visita nuestro Observatorio COVID-19 en Puerto Rico

La Rama Judicial de Puerto Rico se ha mantenido alerta ante la propagación del Covid-19 y la posibilidad real de que se confirme en los próximos días su presencia en Puerto Rico. En atención a ello activó hace varias semanas su plan de emergencia, que incluye medidas de educación, prevención y contingencia, para evitar que se propague el virus entre sus funcionarios y la población a la que brinda servicios. A tono con ello, se instruyó que cualquier empleado que presente síntomas asociados con el coronavirus no se presente a su centro de trabajo. Así lo dejó saber el Director Administrativo de los Tribunales, Hon. Sigfrido Steidel Figueroa.

¿Aún no estás suscrito a Microjuris? Házlo aquí. ¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Házlo en nuestra sección de cursos en línea.

“Se trata de una situación seria que se tiene que atender con rigor, prudencia y sensibilidad. Todas nuestras acciones están encaminadas a proteger la salud de nuestro personal y la de la ciudadanía que nos visita, mediante la educación y la prevención del contagio”, expresó Steidel Figueroa.

Tras la declaración de una pandemia por la Organización Mundial de la Salud la Rama Judicial elevó el nivel de alerta y adoptó medidas adicionales.

De entrada, se fomentará el uso de las videoconferencias en las vistas no probatorias, para evitar la interacción de personas, a la vez que le permite a los jueces atender los asuntos pautados sin suspender o posponer las vistas programadas. Las vistas que no se puedan celebrar por videoconferencia, se pautarán en horarios escalonados, en las mañanas y en las tardes, para evitar que se congreguen grupos de personas al mismo tiempo en una sala.

Steidel Figueroa informó además, que los funcionarios que viajen a alguno de los países identificados en el nivel 3 de alerta por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) deberán permanecer en sus hogares durante catorce días luego de su regreso a Puerto Rico o hasta que un médico certifique que está apto para regresar a trabajar.

La Oficina de Administración de los Tribunales (OAT) ordenó posponer las visitas educativas en todos los tribunales pautadas para los meses de marzo, abril y mayo, y se instruyó al personal a procurar mantener una distancia adecuada con otras personas para evitar el contagio.

La Rama Judicial cuenta con un equipo de trabajo especial (Task Force) que diariamente discute y repasa los planes de acción dirigidos a atender esta crisis de salud pública.

“Estamos muy atentos al desarrollo de la pandemia para responder de acuerdo al nivel de riesgo que enfrenta la ciudadanía ante esta amenaza, de manera que se garantice la salud de todos los empleados y quienes acudan a los tribunales”, concluyó Steidel Figueroa.

A %d blogueros les gusta esto: