Comisionada residente detalla distribución de fondos de educación para Puerto Rico

Visita nuestro Observatorio COVID-19 en Puerto Rico

La comisionada residente en Washington DC, Jenniffer González Colón, detalló en una comunicación escrita la asignación de fondos de educación que llegará a Puerto Rico por la ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica por el Coronavirus (CARES, por sus siglas en inglés).

González Colón explicó que, de acuerdo con el Servicio de Investigaciones del Congreso (CRS, por sus siglas en inglés) se estima que Puerto Rico reciba $720,715,000 de los $30.75 billones asignados para educación.

Estos estimados, que dependen de que cada ente entregue la documentación solicitada entre otros trámites, se dividirían en $47,896,000 para el Fondo de Alivio de Emergencia para Gobernadores, $349,113,000 para escuelas elementales y secundarias, y $323,705,000 para universidades.

Toda agencia o institución que reciba fondos de educación bajo CARES debe, en la mayor medida posible, continuar pagándole a su empleados y contratistas durante cualquier periodo de interrupción o cierre por causa del coronavirus.

Escuelas

CARES requiere que parte de los fondos de educación que reciba Puerto Rico se utilicen para continuar y garantizar la educación de los niños de educación especial.

La medida incluye asistencia para el programa de alimentos escolares. El programa en Puerto Rico recibirá fondos federales para ello en igualdad de términos.

El proyecto también requiere que el estado provea asistencia a maestros y estudiantes fuera del sistema público en una forma equitativa a la ayuda que se le brinde al sector público.

Se asignarán $750 millones a los programas Head Start en los estados (incluyendo a Puerto Rico) para proveer ayudas dirigidas a programas a responder a las necesidades de niños y familias relacionadas con el coronavirus, incluido recuperar el tiempo perdido de aprendizaje.

Estos fondos son parte de las asignaciones del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, a través de la Oficina de Head Start de la Administración de Familias y Niños para educación a infantes.

Universidades

CARES requiere que al menos el 50% de los fondos que reciban las universidades de distribuyan en ayudas o “grants” de emergencia para las y los universitarios.

De acuerdo con la comisionada, “esto que ayudará a cubrir costos de comida, hospedaje, transportación, compra de materiales para los cursos y otros gastos relacionados al coronavirus”.

La Ley CARES permite que las universidades continúen pagando a los estudiantes el programa federal de estudio y trabajo, hasta por un año si el empleador del estudiante, el campus de la universidad o la universidad cierra debido a la pandemia de COVID-19.

El dinero se puede desembolsar como una subvención única o en varios pagos.

La comisionada residente sostuvo que CARES permite que los estudiantes no tengan que pagar sus préstamos estudiantiles federales hasta el 30 de septiembre, sin que se les afecte el crédito. Además, podrán conservar sus Becas Pell federales.

Se suspenderá la acumulación de intereses por los préstamos para que los saldos no se acumulen. No habrá cobros forzosos como embargos de salarios, reembolsos de impuestos y beneficios del Seguro Social.

Si los prestatarios desean continuar haciendo pagos durante este tiempo para pagar el principal y los intereses devengados anteriormente, pueden hacerlo.

¿Aún no estás suscrito(a) a Microjuris? Házlo aquí. ¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Házlo en nuestra sección de cursos en línea.

A %d blogueros les gusta esto: