Proponen pregunta de tonalidad de piel en Puerto Rico

Visita nuestro Observatorio COVID-19 en Puerto Rico

La muerte de George Floyd en Minnesota ha provocado una discusión sobre los datos locales para localizar el racismo en Puerto Rico.

El profesor de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Cayey y economista, José Caraballo Cueto, explicó a Microjuris.com que los formularios de las agencias administrativas y los centros para impartir justicia deben incluir una pregunta racial o sobre tonalidad de piel para identificar o visibilizar el racismo dentro del archipiélago.

Las categorías que podrían mirarse para observar tonalidad de piel – a palabras del profesor – podrían ser “bien clara”, “clara”, “intermedia clara”, “intermedia oscura”, “oscura” y “bien oscura”.

Su propuesta surge a partir de una investigación que desarrolló junto a la profesora Isar Godreau, también de la UPR en Cayey. La investigación, que está bajo revisión, atiende una población con el mismo nivel educativo y más o menos los mismos ingresos para determinar si su estado general de salud varía a partir de su tonalidad de piel.

“A las palabras hay que ponerles acción. Tenemos que empezar a recoger información para ver cómo se puede estar manifestando el racismo en Puerto Rico, más allá de las anécdotas que todos tenemos. Tenemos que incluir una pregunta racial, de colorismo o pigmentación para ver las estadísticas que surgen”, sostuvo el profesor.

Caraballo Cueto puntualizó que la mayoría de las agencias administrativas de Puerto Rico no preguntan por raza dentro de sus formularios y que la falta de datos impide la visibilización del racismo.

Mientras, señaló que los datos sobre raza que se recogen en Puerto Rico suelen incluir solo las categorías que se reconocen comúnmente en el Censo de Estados Unidos. Esas categorías suelen ser blanco, negro, asiático, nativo o indio.

Además, señaló que – aunque hubiese una pregunta sobre raza dentro de los formularios de las agencias administrativas – en Puerto Rico hay una población grande que no se siente identificada con las categorías que se desprenden del censo y suelen marcarse como “blancas”.

Caraballo Cueto también enfatizó la necesidad de mirar la proporcionalidad racial dentro de la Asamblea Legislativa.

La presidenta de la Asociación de Demografía y Estudios Poblacionales, Wilmarí De Jesús Álvarez, explicó a Microjuris.com que el reto más grande que enfrentan los demógrafos que estudian raza en Puerto Rico es la falta de datos.

Según explicó De Jesús Álvarez, hace falta una pregunta de raza, distinta a la de Estados Unidos, que atienda la realidad cultural de Puerto Rico.

“En Puerto Rico hay un bagaje sobre cómo y por qué las personas se identifican como negras o blancas. No es tan sencillo como en Estados Unidos”, resaltó De Jesús Álvarez.

“Como territorio, solemos ver que se adoptan las definiciones de raza directamente de Estados Unidos. Al no tener una diferenciación adoptada a la realidad puertorriqueña, el puertorriqueño daña la pregunta o se identifica como blanco”, agregó la presidenta.

De Jesús Álvarez también señaló que la variable de raza que provee la Encuesta de la Comunidad del Negociado del Censo de Estados Unidos no se suele usar para estudios locales porque contiene mucho error y que habrá que comenzar una discusión amplia para atender las categorías que se podrían utilizar.

¿Aún no estás suscrito(a) a Microjuris? Hazlo aquí. ¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Hazlo en nuestra sección de cursos en línea.

A %d blogueros les gusta esto: