Complicado el panorama para aspirantes, estudiantes y escuelas de derecho

A poco más de una semana para que se impartan los exámenes de reválida, el decano asociado de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Oscar Miranda Miller, señaló a Microjuris.com algunos de los retos que enfrentan los aspirantes que están por tomar la reválida, la repercusión en las facultades de derecho y el potencial efecto sobre las personas que están por terminar la carrera.

ASPIRANTES

Miranda Miller señaló que uno de los mayores retos que enfrentan las y los aspirantes que tomarán el examen entre el 17 y el 18 de septiembre es que no conocen la cantidad de materias que se podrían examinar en las preguntas de discusión, tras la reducción de la reválida general a un día.

¿Aún no estás suscrito(a) a Microjuris? Hazlo aquí.

De acuerdo con el profesor, los aspirantes necesitarían más información por el desasosiego que genera el examen de reválida en medio de la pandemia por COVID-19.

“Yo preferiría que se informara, pero también entiendo que han estado [el Tribunal Supremo de Puerto Rico y la Junta Examinadora de Aspirantes al Ejercicio de la Abogacía y la Notaría] en una posición difícil”, sostuvo el decano asociado.

El decano Miranda Miller también explicó que si el anuncio sobre la admisión provisional hubiese llegado tres o cuatro semanas antes, muchos más aspirantes hubiesen considerado la opción porque habrían invertido menos tiempo de estudio.

El profesor de derecho penal ofreció cuatro recomendaciones para quienes aspiren a tomar el examen de reválida entre el 17 y el 18 de septiembre de 2020.

  • Descansar
  • Comer saludable
  • Alterar lo menos posible el estilo de estudiar (tras el anuncio de la nueva estructura de la reválida)
  • Reducir el tiempo de estudio según se acerca la fecha del examen

ESTUDIANTES

El profesor Miranda Miller señaló que el mayor reto que enfrentan las y los estudiantes en las escuelas de derecho es el acceso a una red estable de internet.

Aunque sostuvo que los estudiantes se pueden conectar a sus clases —incluso desde un celular— explicó que la inestabilidad de la señal de internet dificulta en gran medida un acceso constante a los recursos.

Ahora bien, explicó que las personas que se gradúan en estas circunstancias inician el trámite a la profesión en una circunstancias difíciles.

“La calle está dura, incluso, para abogadas y abogados de años. Es doblemente dificultoso para los que se integran a la profesión”, destacó.

A la vez, reiteró la necesidad de mantener positivo. “Tratemos de enfocar la energía sobre lo que sí está bajo nuestro control”, enfatizó.

¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Hazlo en nuestra sección de cursos en línea.

ESCUELAS

El profesor de derecho penal recordó que si los aspirantes se ven afectados y los resultados de la reválida no son los más favorables, las tres escuelas de derecho en Puerto Rico se podrían ver afectadas.

Durante la discusión, insistió en que el proceso de buscar soluciones requerirá abandonar el argumento simplista que responsabiliza a las escuelas y a estudiantes de derecho por los pases.

Además, el profesor explicó que el mayor reto que enfrentan las escuelas durante la educación en línea está en crear un sentido de comunidad dentro de las facultades, aunque reconoció que será muy difícil sustituir la camaradería que se genera en los pasillos y en la cafetería.

En respuesta, explicó que —principalmente, las profesoras y profesores de primer año— están tratando de desarrollar la relación y los trabajos en equipo dentro de los estudiantes.

“Están viendo el vaso medio lleno. Eso a nosotros también nos anima”, explicó.

A %d blogueros les gusta esto: