¿Cuánto alcance tendrá la expresión del Papa Francisco sobre el matrimonio igualitario?

Por Daniel Rivera Vargas

Diversos abogados —algunos asociados a la iglesia católica y un activista de los derechos de la comunidad LBGBTIQ+— reaccionaron complacidos con las recientes expresiones del papa Francisco, que propone que se reconozcan con peso de ley las uniones civiles entre las parejas del mismo sexo.

En declaraciones recogidas por varios portales, como la Agencia Católica de Noticias, el papa Francisco sostuvo que “los homosexuales tienen derecho a ser parte de la familia. Son hijos de Dios y tienen derecho a una familia. Nadie debe ser expulsado, o hacerlo sentir miserable… lo que debemos crear es una ley de uniones civiles… De esta manera estarían legalmente cubiertos… y apoyo esto”.

Las declaraciones del papa argentino serían parte de Francesco, un documental sobre la vida del papa Francisco que se estrena en el Festival de Cine de Roma y que llegará posteriormente a América.

Los juristas entrevistados por Microjuris.com coinciden en que se trata de un paso de avanzada en relación con la comunidad LGBTTIQ+, pero advierten que todavía no se trata de un cambio formal en la postura de la iglesia como institución.

Para Frank Torres Viada, un abogado que ha representado a la Iglesia Católica en diversos pleitos judiciales en Puerto Rico, “las expresiones de Francisco deben ser ponderadas en dos dimensiones fundamentales”.

“Uno, son expresiones del santo padre al interior de la iglesia católica y creo que el papa se ha caracterizado por ser una voz liberal dentro del contexto particular de la iglesia, y creo que representa una de las vertientes de cambio al interior de la iglesia, en contraposición a las vertientes más conservadoras en las propias estructuras eclesiásticas”, sostuvo Torres Viada.

“Eso por un lado, por otro, las expresiones del papa creo que deben verse en los contextos de lo secular y lo civil, porque trasciende a la feligresía católica, y más cuando creo que son unas expresiones verdaderamente afortunadas y le hacen justicia a un comunidad tradicionalmente marginada”, indicó.

Torres Viada sostuvo que la postura expresada por el papa es un cambio que enfrentará resistencia en los sectores más conservadores de la iglesia, pero sigue siendo un mensaje importante para los fieles católicos.

La licenciada Diana Díaz Torres, abogada católica practicante, sostuvo que ve “apertura, la iglesia católica se está abriendo a los tiempos. Si no abre la puerta, nos quedamos atrás”.

¿Cómo se convierte en posición de la iglesia?

Díaz Torres explicó que para que se convierta en una nueva posición de la iglesia, debe aprobarse mediante las estructuras formales, como sínodos de obispos, o incluso si el papa lo expresa en una carta, o encíclica al clero.

Pero entiende que para que el papa lo haya verbalizado, es —al menos— un tema que Francisco ha comenzado a discutir y “no sale de la nada”.

Añadió que aún hay cosas que se deben precisar, por ejemplo lo relacionado a los menores y las uniones civiles, porque “llevan siglos y siglos” con enseñanzas diferentes y “estamos hablando de relaciones humanas”.

“Estamos empezando. Es materia nueva. Es como cuando comenzó a temblar la tierra en Guánica. Tenemos que trabajar con eso”, continuó.

Por otro lado, Alberto Valentín, activista de derechos LGBTIQ+, explicó que se trata de expresiones que abonan a la visibilidad de la comunidad.

“Me parece muy positivo. A todos nos hubiera gustado que fuera algo más formal, expresiones del Vaticano, no a través de una entrevista. Que se redactara algo, pero siempre he pensado que con respecto a la visibilidad, los derechos humanos y la inclusión, es el concepto en inglés ‘baby steps’ (pasos de bebé), y cualquier acto de inclusión como es la figura del papa, que representa la principal figura del vaticano, de la santa Sede, son positivas. Se debe interpretar con entusiasmo y positivismo, aunque sea pequeño”, afirmó el activista.

Valentín también sostuvo que el reconocimiento de las uniones civiles como familia es una expresión que puede interpretarse como un paso en apoyo a la adopción de parejas LGBTIQ+.

Aunque no representa un cambio formal en la visión de la iglesia, es un reconocimiento de “que los tiempos han cambiado”, señaló Valentín a Microjuris.com.

“Es un reconocimiento a la existencia de estas familias y que se les deba tratar con igualdad y respeto”, culminó.

¿Aún no estás suscrito(a) a Microjuris? Hazlo aquí. ¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Hazlo en nuestra sección de cursos en línea.

A %d blogueros les gusta esto: