Nombramiento de Coney Barrett ante el pleno del Senado federal: lo que debes saber

Tras una votación para limitar el debate y a menos de ocho días de las elecciones generales, el pleno del Senado de Estados Unidos votará hoy para confirmar la nominación de Amy Coney Barrett para ocupar la vacante en el Tribunal Supremo de Estados Unidos (TSEU) que dejó la muerte de Ruth Bader Ginsburg.

Ayer en la noche, los senadores decidieron continuar el proceso de confirmación de Coney Barrett tras una votación que terminó 51-48.

La votación de 51 contra 48 comenzó a 30 horas de lo que será hoy, lunes, el debate en el Senado de Estados Unidos por la confirmación de Coney Barrett.

Las senadoras republicanas Lisa Murkowski de Alaska y Susan Collins de Maine votaron en contra de limitar el debate.

Usualmente, el vicepresidente Mike Pence es quien preside ese tipo de votación, pero no queda claro si participará del proceso porque entró en un proceso de cuarentena luego que uno de sus colaboradores dio positivo a COVID-19.

Mientras, los senadores demócratas le pidieron al vicepresidente que se mantenga alejado de presidir la sesión de confirmación ante el riesgo de un contagio.

¿Quién es Coney Barrett?

Coney Barrett es la persona nominada por el presidente Donald Trump para ocupar la vacante que dejó Ruth Bader Ginsburg.

Amy Coney Barrett era profesora en la Escuela de Derecho de Notre Dame cuando Trump la nominó en 2017 para un puesto judicial en el Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos. Dos demócratas se unieron en ese momento para confirmarla.

En esta segunda presentación de Coney Barrett ante el Comité Judicial, la jueza de 48 años se presentó como un árbitro neutral.

Sin embargo, la preocupación del ala liberal en el Senado federal es que la confirmación de Coney Barrett le brinde al sector conservador una mayoría de 6 a 3 en el Tribunal Supremo.

Este cambio de composición podría tener repercusiones dramáticas en una serie de casos que están por presentarse ante el Supremo federal.

¿Quienes saber más? Visita 6 cosas que debes saber sobre Amy Coney Barrett

ANTE CONTROVERSIAS SOBRE LAS ELECCIONES GENERALES

Una de las grandes interrogantes del proceso es si se puede recusar a Coney Barrett de participar en la decisión de un pleito electoral que surja durante las elecciones generales.

Ante la pregunta sobre si se recusará de atender un pleito que surja a partir de las elecciones del 3 de noviembre, Coney Barret respondió en una de las vistas en el comité judicial que —de ser confirmada—considerará y reflexionará todos los factores antes de inhibirse.

¿PERO PUEDE?

De acuerdo con el informe que presentó en el 2011 el juez presidente del Tribunal Supremo de Estados Unidos, John Roberts, la decisión de recusarse o inhibirse de decidir en un pleito depende de cada juez o jueza.

“Pueden considerar la posibilidad de recusarse en respuesta a una solicitud de una parte en un caso pendiente o por iniciativa propia”, explicó Roberts en el informe.

El informe del juez presidente expone que los jueces del TSEU siguen los mismos principios generales en materia de inhibición que los demás jueces federales, pero la aplicación de esos principios puede diferir por las circunstancias particulares del Tribunal Supremo.

Roberts se refiere a que el Título 28, Sección 455, del United States Code (USC), que establece que un juez debe inhibirse en cualquier procedimiento en el que su imparcialidad pueda ser razonablemente cuestionada.

Igualmente, destaca que para aplicar la sección 455, el juez o la jueza deberá:

  • consultar los precedentes
  • considerar tratados
  • examinar publicaciones académicas
  • buscar asesoría de:
      • colegas judiciales
      • la Oficina Legal de la Corte
      • el Comité del Código de Conducta

CONSIDERACIONES

Roberts también planteó que un juez o jueza no puede inhibirse de un caso por conveniencia o simplemente para evitar la controversia.

Más bien, plantea, cada juez del Tribunal Supremo tiene la obligación de estar seguro de la necesidad de recusarse antes de decidir retirarse de un caso.

“Confío plenamente en la capacidad de mis colegas para determinar cuándo se justifica la recusación. Son juristas de integridad y experiencia excepcionales, cuyo carácter y aptitud han sido examinados mediante un riguroso proceso de nombramiento y confirmación. Sé que cada uno de ellos considera cuidadosamente cualquier cuestión de recusación que surja en el curso de sus deberes judiciales”, expuso el juez Roberts durante el informe de 2011.

¿Aún no estás suscrito(a) a Microjuris? Hazlo aquí. ¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Hazlo en nuestra sección de cursos en línea.

A %d blogueros les gusta esto: