NOTICIAS

10 formas en que el American Rescue Plan impactará a Puerto Rico

El presidente Joe Biden convirtió en ley el American Rescue Plan of 2021.

¿Qué significa esto para Puerto Rico?

1. Fondos para familias

El paquete provee acceso al Child Tax Credit (CTC) y al Earn Income Tax Credit (EITC) para las familias con uno o dos hijos en Puerto Rico

La medida expande el CTC por hijos para el 2021 a $ 3,000 por niño ($3,600 para niños menores de 6 años).

Para años siguientes, hace que el CTC sea aplicable para el primer y segundo hijo de residentes de Puerto Rico, de la misma manera que aplica para tres o más dependientes menores. Esto debería significar aproximadamente $5 mil millones en créditos reembolsables para los residentes de Puerto Rico durante los próximos 5 años.

También hace aplicable a Puerto Rico el Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo a partir de 2021 por hasta $600 millones al año.

2. Municipios y gobierno central

Los fondos de ayuda estatal y local por COVID-19 se estiman en $ 2,4000 millones para el Gobierno de Puerto Rico y hasta $1,900 millones para los municipios para mantener seguros en el trabajo a los socorristas, trabajadores de salud de primera línea y otros proveedores de servicios vitales.

3. Fondos para el PAN y WIC

La medida proporciona un estimado de $970 millones en fondos adicionales para el Plan de Asistencia Nutricional (PAN).

El programa WIC recibirá $800 millones para apoyar a mujeres y bebés de bajos ingresos y aumentar el valor de los vales en efectivo.

4. Cheque de $1,400

Se aprobó un pago directo adicional de $1,400 por persona para las personas con un ingreso máximo de $80 mil.

5. Transportación, Infraestructura y FEMA

La Administración Federal de Tránsito recibirá $30 mil millones para ayudar al transporte público (incluidos los proveedores privados) con los costos operativos para autobuses y transportación colectiva, incluida la nómina y el equipo de protección personal, los costos operativos para mantener el servicio debido a la pérdida de ingresos, la compra de PPE y el pago de licencia administrativa para padres con hijos fuera de la escuela, enfermedad o padres enfermos.

Puerto Rico se beneficia directamente de la siguiente forma: Aguadilla-Isabela-San Sebastián recibirán $424,535 entre ellos; Arecibo $464,030; Fajardo $19,710,203; Guayama $93,949; Florida-Imbéry-Barceloneta $181,594; Juana Díaz $43,615; Mayagüez $962,804; Ponce $656,887; San Germán, Cabo Rojo, Sabana Grande $113.063; San Juan $95,156,466; y Yauco $234,752.

6. Adultos mayores

Se destinarán $50 millones para mejorar la movilidad de personas mayores y personas con diversidad funcional.

Se añaden $250 millones para ayudar a los hogares de ancianos a manejar los brotes de COVID.

7. Apoyo a empresas y desarrollo económico

Se destinaron $15 mil millones para extender el Programa de Apoyo a la Nómina (PSP3) de la Ley CARES hasta el 30 de septiembre de 2021, para brindar apoyo a la nómina para los trabajadores de aerolíneas y trabajadores contratados relacionados.

En cuanto al apoyo para trabajadores desempleados, se extiende el desempleo y los beneficios federales temporales hasta el 29 de agosto de 2021. El beneficio semanal se mantiene en $300.

Al Fondo de Emergencia Pandémica se le asignará $1,000 millones para que los estados y territorios brinden beneficios no recurrentes a corto plazo, como efectivo y cupones, a familias elegibles con bajos ingresos.

El créditos por licencia familiar y por enfermedad pagada se extiende hasta el 30 de septiembre de 2021. También se extendieron los créditos totalmente reembolsables contra los impuestos sobre la nómina que se establecieron en la Ley CARES para compensar a los patronos.

El paquete extiende hasta el 31 de diciembre de 2021 la disponibilidad de los créditos de retención de empleo establecidos por la Ley CARES. Para los patronos calificados, la cantidad de crédito reembolsable puede alcanzar el 70% de hasta $10,000 en salarios calificados pagados a los empleados elegibles en cualquier trimestre calendario antes del 1 de julio de 2021.

Se cubren 600 horas de licencia de emergencia pagada para trabajadores federales por cuarentena o cuidado de familiares afectados por COVID,

El plan fortalece y expande el Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP) al asignarles $7, 250 millones adicionales, expande el PPP para llegar a organizaciones sin fines de lucro críticas que experimentan una mayor demanda de servicios durante la pandemia, así como a entidades de periodismo digital.

Se impulsa el programa de anticipos de préstamos para daños económicos por desastres (EIDL) ,asignándole $15 mil millones. Proporciona $1.25 mil millones adicionales para el Programa de Subvenciones para Operadores de Sedes Cerradas de Administración de Pequeños Negocios.

Asigna $25 mil millones para un nuevo programa en la SBA que ofrece asistencia a restaurantes y otros establecimientos de comida y bebida, y $5 mil millones de esta cantidad se reservan para empresas con menos de $500,000 en ingresos anuales en 2019.

Las subvenciones están disponibles por hasta $10 millones por entidad, con un límite de $5 millones por ubicación física. Las entidades están limitadas a 20 ubicaciones. Las subvenciones se calculan restando los ingresos de 2020 de los ingresos de 2019. Estas ayudas se pueden utilizar para una amplia variedad de gastos que incluyen: nómina, hipoteca, alquiler, servicios públicos, suministros, gastos de alimentos y bebidas, licencia por enfermedad pagada y gastos operativos.

A la Administración de Desarrollo Económico se asignan $3 mil millones para brindar asistencia de ajuste económico para ayudar a prevenir, prepararse y responder al daño económico causado por la pandemia COVID-19, incluido un 15% reservado para comunidades que han sufrido pérdidas de empleo en viajes, turismo, o actividades recreativas al aire libre.

El Fondo de Ayuda para Desastres de FEMA recibirá $50 mil millones para reembolsos a los gobiernos estatales, locales y territoriales que se ocupan de las actividades de respuesta y recuperación, incluidos los esfuerzos de vacunación, el despliegue de la Guardia Nacional y el suministro de equipo de protección personal para instalaciones públicas como escuelas y juzgados.

También ordena que FEMA continúe brindando asistencia funeraria para las muertes relacionadas con COVID-19. Se pagará el 100% del costo de los funerales cubiertos por la Orden Ejecutiva Presidencial del 13 de marzo de 2020.

8. Educación escolar y superior

Se asignarán $128.5 mil millones al Fondos de Ayuda para las Escuelas de Elemental y Secundaria para ayudar a que las escuelas públicas de kínder a cuarto año vuelvan abrir de manera segura, para cubrir los costos de las reparaciones y mejoras de las instalaciones escolares, para mejorar la calidad del aire interior en las instalaciones escolares y para programas de aprendizaje como cursos de verano, los programas de cuido extendido o el año escolar extendido.

El Fondo de Ayuda de Emergencia para la Educación Superior recibirá $39.6 mil millones para colegios y universidades públicas y privadas que luchan por recuperar los ingresos perdidos después del cierre de los campus, incluidas las ayudas financieras de emergencia para los estudiantes.

Se destinan $39 mil millones al Programa de Subvenciones en Bloque para el Desarrollo y el Cuidado Infantil.

A los Head Start se les asignará $1,000 millones para garantizar que las familias puedan seguir accediendo a oportunidades de aprendizaje temprano.

Expande el acceso al programa Pandemic-EBT (P-EBT), aumentando el acceso de los estudiantes a la asistencia alimentaria durante el año escolar y los meses de verano.

Para fortalecer el aprendizaje a distancia, se proporcionarán $7.6 mil millones para expandir el acceso a la internet para estudiantes y comunidades.

9. Vacunación, rastreo y pruebas

Se destinan $20 mil millones para mejorar la administración y distribución de la vacuna COVID-19, incluidas las clínicas de vacunación y las unidades móviles de vacunación, una campaña de concientización sobre vacunas y el aumento del porcentaje de asistencia médica federal (FMAP) para los beneficiarios de una vacuna cubiertos por Medicaid. También se disponen más de $5 mil millones para investigación, desarrollo y fabricación de vacunas, terapias y suministros auxiliares.

Se asignan $46 mil millones para implementar una estrategia nacional para pruebas, rastreo de contactos, vigilancia y mitigación, proporcionando apoyo y subvenciones a los gobiernos estatales y locales para ampliar las capacidades de prueba y rastreo de contactos, incluidas inversiones en capacidad de laboratorio, sitios de prueba basados en la comunidad y unidades de prueba móviles.

Se separarán $7.6 mil millones para que los departamentos de salud contraten 100, 000 empleados a tiempo completo (especialistas en apoyo social, trabajadores de salud comunitarios, enfermeras de salud pública, epidemiólogos, personal de laboratorio, comunicaciones).

Se ampliarían los servicios de salud con una asignación de $4 mil millones que incluye prevención y el tratamiento de la salud mental y del comportamiento.

10. Vivienda

Se asignaron $19.05 mil millones en fondos para el Departamento del Tesoro para alquiler de emergencia y asistencia de servicios públicos que se asignarían a estados, territorios, condados y ciudades para ayudar a estabilizar a los inquilinos durante la pandemia de coronavirus y ayudar a los dueños de propiedades de alquiler de todos los tamaños a continuar cubriendo sus costos.

Se destinan $5 mil millones para vales de vivienda de emergencia para la transición de personas que experimentan o están en riesgo de quedarse sin hogar, sobrevivientes de violencia doméstica y víctimas de trata.

Se suman $100 millones para apoyar a los hogares sin asistencia financiera, pero que viven en propiedades subsidiadas por el Departamento de Agricultura federal (USDA) y que luchan por pagar el alquiler durante la pandemia de coronavirus

Al menos $9,961 mil millones serán para que estados y territorios puedan brindar asistencia directa a los propietarios de viviendas que luchan por pagar los pagos de la hipoteca, los impuestos a la propiedad, el seguro de la propiedad, los servicios públicos y otros costos relacionados con la vivienda debido a los impactos de la pandemia.

Se añaden $39 millones para que el Departamento de Agricultura continúe brindando préstamos hipotecarios a prestatarios de bajos y muy bajos ingresos para comprar, reparar y rehabilitar viviendas en áreas rurales, y para ayudar a los prestatarios existentes del USDA que luchan por pagar su vivienda durante la pandemia de COVID-19.

Habrán $10 mil millones para respaldar hasta $100 mil millones en financiamiento de pequeñas empresas a través de programas gubernamentales locales destinados a respaldar las empresas que son propiedad y están controladas por personas social y económicamente desfavorecidas, incluidas las minorías.

¿Aún no estás suscrito(a) a Microjuris? Hazlo aquí. ¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Hazlo en nuestra sección de cursos en línea.

A %d blogueros les gusta esto: