NOTICIAS

¿Cómo se determinan la no procesabilidad y la inimputabilidad?

Una es un recurso previo al juicio, la otra una defensa activa.

Por María Soledad Dávila Calero

En ocasiones, casos criminales terminan o pausan por determinaciones de no procesabilidad o llegan a una declaración de no culpabilidad por inimputabilidad.

La licenciada de la Sociedad para Asistencia Legal (SAL), Eileen Díaz Ortiz, explica las diferencias entre no procesabilidad, que ocurre al momento del juicio y la inimputabilidad que es una determinación sobre el momento en que ocurrió el crimen.

Qué es la no procesabilidad

La licenciada Díaz Ortiz explica que para que una persona sea procesable debe tener capacidad mental para entender el proceso judicial. De haber cuestionamientos sobre esto, la representación legal, la fiscalía o el juez pueden solicitar que comience el proceso que se rige por la Regla 240 de Procedimiento Criminal.

«Lo que se toma en consideración es si entiende el proceso y si puede ayudar en su defensa. Tiene que haber capacidad de comunicarse con su abogado o abogada, de entender quiénes son los operadores jurídicos en el proceso, ya sea juez, fiscal, de qué se le acusa y a la pena que se expone», explicó Díaz.

Luego añade, «eso se decidió al amparo del debido proceso de ley. Un factor del debido proceso es que la persona pueda comprender el proceso criminal por el cual está siendo procesado».

La evaluación psiquiátrica

El activar la Regla 240 implica que se suspenden los términos para dar paso a la evaluación de un psiquiatra.

De encontrarse no procesable, la persona pasa a obtener tratamiento psiquiátrico y evaluaciones de seguimiento para determinar la procesabilidad de la persona o hasta que se certifique no procesable permanentemente; en cuyo caso se archivan los cargos.

El caso Jackson v. Indiana

El caso de Jackson v. Indiana que resolvió el Tribunal Supremo de Estados Unidos en 1972 sentó la jurisprudencia para que, si para «futuro próximo» no se ve mejoría en la persona acusada, esta sea determinada como no procesable permanentemente, explicó Díaz Ortiz.

Pero Díaz Ortiz también resaltó la decisión en reconsideración del Tribunal Supremo de Puerto Rico Pueblo v. Pagán Medina, en la que se decidió que la suspensión de términos ocurre desde que se activa la Regla 240 y no desde que se da la evaluación psiquiátrica, por lo que, en la práctica en Puerto Rico, las personas imputadas pueden pasar un periodo extenso presos antes de recibir la primera evaluación.

Qué es la inimputabilidad

Mientras no procesabilidad se solicita antes del juicio, la inimputabilidad es una defensa afirmativa que se da durante el juicio.

Esto quiere decir que la defensa de la persona acusada acepta que los hechos se dieron, pero, en el caso de la defensa de inimputabilidad, se plantea que la persona no tenía capacidad mental por lo que no tenía mente culposa o mens rea cuando ocurrieron los hechos.

Esto quiere decir que para que una persona sea encontrada inimputable tuvo que haber sido encontrada procesable y en caso de probarse, la persona saldría «no culpable por razón de inimputabilidad», explicó la licenciada de SAL.

Luego, el tribunal pasaría a determinar cuál es la mejor ubicación para la persona, incluyendo la posibilidad de enviarla a un hogar de cuido.

¿Ya te suscribiste a Microjuris?
A %d blogueros les gusta esto: