NOTICIAS

Analizan primer «todes» en una sentencia

La profesora Yanira Reyes Gil comentó el uso de lenguaje inclusivo en el ámbito jurídico.

Por Valeria Alicea Guzmán

«La superación del androcentrismo debe ser tarea de todes». Con esta expresión, el juez Anthony Cuevas Ramos, del Tribunal de Primera Instancia de San Juan, empleó por primera vez el término “todes” en una sentencia del Tribunal.

En la sentencia, el juez Cuevas Ramos también exhortó a las ligas de deportes femeninos a «ser mucho más proactivas y sensibles». Las expresiones de Cuevas Ramos surgen tras desestimar, “por falta de jurisdicción”, la demanda de las Sanjuaneras de la Capital de la Liga de Voleibol Superior Femenino contra la Federación Puertorriqueña de Voleibol (FPV).

Para la profesora Yanira Reyes Gil, el uso del «todes», por primera vez en una sentencia, significa una «expresión de solidaridad y de visibilización importante», mientras continúan las luchas de sectores feministas y la comunidad LGBTTIQ+ para combatir la desigualdad.

«Hemos estado hablando de la importancia del lenguaje inclusivo, particularmente para visibilizar a personas que no están en el discurso oficialista. Primero, con las mujeres, porque el lenguaje invisibiliza la participación, importancia y la presencia de las mujeres en el discurso jurídico. […] Y, más recientemente, la comunidad LGBT también ha estado haciendo un planteamiento de visibilización de su multiplicidad de identidades y el uso de la ‘e’» expresó la catedrática.

Según la Organización de las Naciones Unidas, el lenguaje inclusivo se define como «la manera de expresarse oralmente y por escrito sin discriminar a un sexo, género social o identidad de género en particular y sin perpetuar estereotipos de género».

Asimismo, la profesora de la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana de Puerto Rico (UIPR) manifestó que las nuevas corrientes lingüísticas pueden reducir «la brecha que existe entre [el] sistema de justicia y la comunidad en general, particularmente una comunidad tan violentada como las mujeres y la comunidad LGBTTIQ+».

«Parte importante del acceso a la justicia es que las comunidades, las personas, la ciudadanía […] tengan la posibilidad de sentirse incluidas en los procesos de justicia. […] No es suficiente tener abiertas las puertas del Tribunal, no es suficiente que la gente pueda presentar demandas», agregó.

Reyes Gil resaltó la importancia de que los tribunales se atemperen a las necesidades de los sectores que han sido marginados.

«Si los tribunales se mantienen enajenados de la realidad social, no pueden ser espacios que efectivamente puedan ser utilizados para la reivindicación de derechos o para obtener remedios ante alguna violación de ley», mencionó.

La profesora explicó también que a través del lenguaje se perpetúan las estructuras de poder y que, por tanto, las expresiones del juez Cuevas Ramos son “un gran paso” hacia la equidad.

«Ojalá que el resto de la Judicatura tome esto como un ejemplo para no solamente incluir a las personas de la comunidad LGBT, sino incluir a todos los sectores que hemos sido excluidos del discurso oficialista del derecho, particularmente a las mujeres» comentó.

Además, la profesora reconoció la necesidad de educar con perspectiva de género en las escuelas y en todos los sectores.

«Necesitamos que los jueces y juezas comiencen a asumir la perspectiva de género en los procesos de adjudicación. No solamente en las sentencias, sino también en la forma en que tratan a las personas que van a acudir a recibir servicios en los tribunales. Que se escuche a las personas, que se escuche a las mujeres, que se escuche la comunidad LGBT, que no se parta de premisas masculinizadas e incriminatorias a la hora de darle importancia a una evidencia u otra, y que se les permita a estas personas explicar su historia», puntualizó.

¿Ya te suscribiste a Microjuris?
A %d blogueros les gusta esto: