NOTICIAS

Prohibición de anuncios digitales para combatir la contaminación visual

La Cámara de Representantes aprobó el Proyecto de la Cámara 664 (PC 664) con el propósito de enmendar la Ley Uniforme de Rótulos y Anuncios y así prohibir la instalación de tableros de anuncios digitales que iluminen un área residencial, o en áreas donde sirvan de distracción o afecten la visibilidad en las vías públicas.

Lee el proyecto.

En el proyecto se denuncia que durante años muchos ciudadanos han señalado los efectos que tiene sobre su vida familiar la colocación de tableros de anuncios digitales (LED Digital Displays) con iluminación dirigida hacia sus hogares, como la imposibilidad de conciliar el sueño, el tener que cerrar sus ventanas siendo éste un país de clima caluroso, y las enormes molestias visuales. A este problema también le han llamado contaminación visual.

Según reza la medida, el derecho a la publicación de anuncios comerciales es una vertiente de la libertad de expresión consagrada en el Artículo IV de la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico. Sin embargo, su ejercicio debe ser llevado a cabo con racionalidad y mesura, por lo que el Estado tiene la autoridad y el deber de reglamentar contenido, forma y lugar de su publicación.

De igual forma, el autor de la medida plantea que cuando el derecho que puede tener un comerciante de publicar un anuncio choca con otro derecho, es imperativo evaluar hacia dónde debe inclinarse el Estado. Si se pone en riesgo el derecho a la intimidad de un ciudadano, derecho igualmente consagrado por nuestra Constitución, debe prevalecer este último.

La enmienda propuesta dispone:

«Queda prohibida la instalación de tableros de anuncios digitales (LED Digital Displays) que iluminen un área residencial, así como en intersecciones de carreteras o en áreas donde afecten la visibilidad o sirvan de distracción a los que conducen por las vías públicas».

La medida, de la autoría del representante Denis Márquez Lebrón, se aprobó con 30 votos a favor y 17 en contra y ahora pasa a la consideración del Senado de Puerto Rico.

¿Ya te suscribiste a Microjuris?
A %d blogueros les gusta esto: