NOTICIAS

¿Cómo viste la abogacía?

Recuerda que vives en el Caribe.

Comúnmente, este tipo de conversación suele ser machista y hasta clasista. Por eso, quisimos darle un giro. Después de todo, la pandemia por COVID-19 lo ha cambiado todo, incluso la forma en que las personas se relacionan y se visten.

1. En el tribunal

Empecemos por el atuendo en el tribunal.

Este es el caso más restringido de todos. Aquí hablamos de telas. Definitivamente, el mahón es un no-no.

Aquí lo mejor es un atuendo profesional de negocios.

2. Entender la clientela

Puede ser importante tomar decisiones de vestuario en función de la clientela. Esta puede ser la clave entre una tela mahón y una tela formal.

laboral bundle

3. Analizar el lugar de trabajo

Entiende para quién trabajas. Los distintos entornos de trabajo tienen diferentes códigos de vestimenta. Conoce lo que espera tu patrono antes de ir a trabajar.

Cada espacio tiene su código de vestimenta. Pero si lo están estableciendo, lo recomendado (dependiendo del perfil de la clientela) es que sea un business casual.

Esto incluye telas mahones oscuras o pantalones más casuales con camisas no casuales.

4. Entiende el lugar donde vives

Después de todo, vivimos en el Caribe.

El calor es parte del día a día, y aunque un aire acondicionado puede atender gran parte del reto, es importante considerar el día a día en un archipiélago tropical.

¿Ya te suscribiste a Microjuris?
A %d blogueros les gusta esto: