Decisión del Tribunal Supremo de Puerto Rico NOTICIAS

Ingresos obtenidos por otros medios deberán ser deducidos de ingresos dejados de percibir antes de calcular doble penalidad

En este caso, el Supremo ordenó que se consideren todos los ingresos generados, incluídos el seguro por desempleo.

El Tribunal Supremo de Puerto Rico resolvió en Torres Rivera v. Econo Rial que, al calcular la partida de ingresos dejados de percibir a los que tiene derecho una persona empleada que ha sido despedida de manera discriminatoria, será necesario deducir de dicha partida los ingresos obtenidos por la persona empleada perjudicada por otros medios –desde el despido hasta la fecha en que se dictó la sentencia– antes de aplicar la doble penalidad dispuesta por ley.

Descarga la opinión

En este caso, El Tribunal de Primera Instancia (TPI), tras encontrar que el patrono despidió a la señora Torres de forma indiscriminada, ordenó la reinstalación inmediata a su puesto de trabajo y otorgó una cuantía de $100,456 dólares más la doble penalidad por salarios dejados de devengar, para un total de $200,912 dólares, $10,000 dólares en angustias mentales más la doble penalidad para un total de $20,000 dólares en daños por angustias mentales y $27,614 dólares en honorarios de abogados.

El TPI no descontó de los ingresos dejados de percibir $49,749 dólares que la señora Torres recibió por ingresos por trabajo y por confección de bizcochos. Tampoco descontó $3,458 que recibió en beneficios por desempleo.

laboral bundle

El patrono acudió al Tribunal de Apelaciones (TA) y planteó que esta cantidad debió ser descontada. El TA determinó que se debía descontar, e hizo lo propio de la cantidad total de la compensación, quedando así en $147,650 dólares.

El patrono, todavía en desacuerdo, acudió al Tribunal Supremo y arguyó que dicha cantidad debía restarse de la partida de $100,456 dólares, es decir, antes de calcular la doble penalidad.

En la opinión mayoritaria escrita por el juez Roberto Feliberti Cintrón, el Tribunal Supremo se mantuvo consistente en lo decidido anteriormente de que se tienen que deducir los ingresos obtenidos por el empleado luego del despido ilegal de la cuantía por concepto del ingreso dejado de devengar.

El Supremo determinó que el TA se equivocó en el cálculo, ya que el descuento debe realizarse antes de aplicar la doble penalidad e incluye todos los ingresos devengados por otros medios.

“[E]l cálculo correcto consiste en descontar de los salarios dejados de devengar (S) los ingresos generados por otros medios desde la fecha del despido hasta la fecha en que se dicte la sentencia (I), lo que resultará en la cantidad total a pagar por concepto de haberes dejados de percibir (CT); es a esta última cantidad a la que se le aplicará la doble penalidad dispuesta por ley. Así, la fórmula matemática que deberá ser utilizada para calcular la cuantía por concepto de haberes dejados de percibir en reclamaciones laborales presentadas al amparo de estatutos que incluyan el remedio de la doble penalidad es la siguiente: S – I = CT x 2”, expresó el juez Feliberti Cintrón.

“[E]l foro primario deberá considerar los salarios dejados de devengar por la recurrida, así como los ingresos generados por ésta por otros medios, desde el despido hasta la fecha en que se dicte sentencia”, concluyó.

¿Te interesó esta noticia? Considera una suscripción a Microjuris.
A %d blogueros les gusta esto: