NOTICIAS

Nueva orden ejecutiva elimina alternativa del 50% de capacidad para establecimientos de comida

La nueva Orden Ejecutiva incluye los restaurantes, barras, chinchorros, así como otros establecimientos de consumo de bebida y comida.

El gobernador Pedro Pierluisi Urrutia firmó esta tarde de la nueva Orden Ejecutiva 2021-081 para frenar los contagios de COVID-19 en Puerto Rico, mediante la cual establece que todos los restaurantes, barras, chinchorros, así como otros establecimientos de consumo de bebida y comida deberán requerir la prueba de vacunación o requerir una prueba negativa -PCR o antígenos- realizada con 48 horas o menos antes de acceder al comercio.

octavitas 2022 oferta extendida

De esta forma, se eliminó la alternativa de 50% de capacidad para los establecimientos que no requerían evidencia de vacunación o prueba negativa.

“La pandemia nos ha demostrado que no debemos bajar la guardia y que debemos permanecer siempre atentos a los cambios que surgen con las variantes. Mi exhortación continúa siendo la misma: toda persona que aún no haya completado su dosis de vacuna y el refuerzo, ahora es el momento de hacerlo. Detener la propagación del covid-19 es trabajo de todos. Como he señalado, continuaré vigilante y estableciendo cualquier medida que entienda necesaria”, expresó el primer mandatario en un comunicado de prensa.

La nueva Orden Ejecutiva entrará en vigor este próximo lunes, 27 de diciembre.  De esta forma, se eliminó la alternativa de 50% de capacidad para los establecimientos que no requerían evidencia de vacunación o prueba negativa.

«Que todo pasajero —vacunado o no vacunado— que viaje a Puerto Rico por vuelo doméstico deberá presentar una prueba negativa de COVID-19, realizada 48 horas antes de llegar a la isla. Las personas que no lleguen con prueba negativa tendrán 48 horas para realizársela en Puerto Rico o serán multadas», reza el comunicado de prensa.

Asimismo, las personas no vacunadas que viajen a Puerto Rico en vuelos domésticos también deberán hacer cuarentena de siete días, independientemente de que lleguen con o sin prueba negativa.

En el caso de los vuelos internacionales, se mantiene la disposición por mandato federal de que todo viajero tenga prueba negativa de coronavirus realizada al menos 24 horas antes del vuelo.

¿Te interesó esta noticia? Considera una suscripción a Microjuris.
A %d blogueros les gusta esto: