NOTICIAS

¿Los empleados deben presentar prueba negativa de COVID-19 para regresar a trabajar?

El abogado laboral Christian Arvelo Forteza (ECIJA SBGB) conversó con Microjuris sobre este tema y aclaró las dudas.

Ante el despunte de casos de COVID-19 en Puerto Rico, y el aumento de la ciudadanía por lograr acceso a una prueba de detección del virus, el Departamento de Salud reiteró que no es necesario que una persona empleada se haga el examen para reincorporarse a su lugar de trabajo si cumplió con los 10 días de cuarentena.

laboral bundle

Sin embargo, aunque no es necesaria una prueba PCR (Polymerase Chain Reaction ) negativa para que un empleado o empleada pueda regresar a sus labores, el abogado laboral Christian Arvelo Forteza (ECIJA SBGB) explicó a Microjuris que el Estatuto Temporal de Emergencia COVID-19 de Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés), establece que un patrono tiene la facultad para solicitarle la prueba a la persona empleada si así lo entiende necesario.

“El problema que tiene el protocolo de Salud respecto a lo que está diciendo en torno a que el patrono no deberá pedir la prueba es que el ETS de OSHA dice que sí le puede pedir la prueba al empleado”, explicó Arvelo Forteza a Microjuris.

Para Arvelo Forteza es necesario que Salud aclare estas disposiciones y actualicen su protocolo pues crea muchas dudas entre los patronos. “Fíjate que ellos dicen ‘no deberá’, no dice ‘no podrá’’, y ellos lo que están diciendo es que si el empleado pasa la cuarentena, no debe presentar la prueba negativa, pero el Estatuto Temporal de Emergencia COVID-19 de OSHA, sí le da la potestad al patrono para requerir la prueba”, reiteró el licenciado.

Recomendaciones de Salud

Salud realizó nuevamente una exhortación a la ciudadanía a realizarse la prueba de COVID-19 si ha estado expuesta al virus o tiene síntomas. Además, brindó información sobre las personas que no deben realizarse la prueba de detección.

“Sabemos que hay una gran conciencia sobre el COVID-19 y que existe una seria preocupación por conocer si se ha contagiado para poder darle un alto a la propagación. Es importante destacar que hay personas que no tienen síntomas ni han estado expuestos al virus y aun así visitan un centro de toma de muestras.  Esto ha aumentado significativamente la demanda de pruebas a pesar de la gran oferta de centros y cantidad de pruebas disponibles, causando que las personas que realmente la necesitan pasen mucho trabajo para acceder la misma”, destacó el Secretario de Salud, Carlos Mellado López.

Según explicó el galeno, quienes deben realizarse la prueba de detección de COVID-19 son aquellas personas que:

  1. Tengan síntomas de COVID-19:  fiebre, tos, cansancio, pérdida del gusto o del olfato, dolor de garganta, dolor de cabeza, molestias y dolores, diarrea, erupción cutánea o pérdida del color de los dedos de las manos o los pies, ojos rojos o irritados, dificultad para respirar o disnea, pérdida de movilidad o del habla o sensación de confusión, o dolor en el pecho
  2. Si tuvo un contacto cercano con una persona positiva a COVID-19. Contacto cercano es estar a menos de 6 pies por más de 15 minutos con una persona que tiene COVID-19.  La prueba de detección debe realizarse en el día 5 del contacto. (Si la persona está vacunada debe aislarse por 7 días y si no está vacunada, debe aislarse por 14 días. Ambas deben monitorear los síntomas por 14 días).

De otra parte, detalló las personas que no deben realizarse la prueba de detección de COVID-19:

  1. Si tiene un resultado positivo de COVID-19, no tiene que repetirse la prueba.  La recomendación es aislarse por 10 días en caso de síntomas leves o 20 días en caso de síntomas más severos. Luego de cumplir con el aislamiento no tiene que hacerse la prueba nuevamente.
  2. Si no presenta síntomas, no tiene que hacerse la prueba de detección de COVID-19.
  3. Si no ha tenido un contacto cercano con una persona con COVID-19:  Contacto cercano es estar a menos de 6 pies por más de 15 minutos con una persona que tiene COVID-19.
  4. Si tuvo COVID-19 hace 3 meses o menos: Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades indican que las personas que tuvieron COVID-19, se recuperaron y completaron los 10 días de aislamiento, no tienen que hacerse una prueba de detección si no tienen síntomas.
  5. Si se recuperó de COVID-19 hace menos de tres meses y, en los 90 días posteriores al final del aislamiento, tiene contacto cercano con una persona con COVID-19 no necesita hacer cuarentena ni hacerse una prueba de detección si no tienen síntomas.

“Hacemos un llamado a la ciudadanía a asistir a un centro de vacunación a recibir su dosis de refuerzo y a fortalecer las medidas de prevención utilizando la mascarilla en todo momento, guardar el distanciamiento físico entre personas, lavarse las manos con agua y jabón frecuentemente, evitar lugares poco ventilados y la aglomeración de personas como estrategias principales para reducir el contagio del virus”, sostuvo Mellado López.

¿Te interesó esta noticia? Considera una suscripción a Microjuris.
A %d blogueros les gusta esto: