NOTICIAS

¿Quién es Brown Jackson y por qué Joe Biden la nominó para el Supremo federal?

La jueza Ketanji Brown Jackson se podría convertir en la primera jueza negra en ocupar una silla en el Tribunal Supremo de los Estados Unidos.

El presidente Joe Biden nominó a la jueza Ketanji Brown Jackson para que se desempeñe como la primera jueza negra del Tribunal Supremo de los Estados Unidos.

“La jueza Jackson es una de las mentes legales más brillantes de nuestra nación y tiene una experiencia inusualmente amplia en nuestro sistema legal, lo que le da la perspectiva de ser una jueza excepcional”, dijo el presidente a través de unas declaraciones escritas.

Sobre la jueza Ketanji Brown Jackson

La jueza Jackson nació en Washington, DC y creció en Miami, Florida. Sus padres asistieron a escuelas segregadas, luego asistieron a colegios y universidades para personas negras.

Ambos comenzaron sus carreras como maestros de escuelas públicas y se convirtieron en líderes y administradores del Sistema de Escuelas Públicas de Miami-Dade. Cuando Jackson estaba en preescolar, su padre asistía a la facultad de Derecho. En una conferencia de 2017, la jueza Jackson identificó su interés por las leyes.

Jackson se destacó desde su infancia. Fue elegida presidenta del cuerpo estudiantil de Miami Palmetto Senior High School. Pero, como muchas mujeres negras, la jueza Jackson aún enfrentaba detractores. Cuando la jueza Jackson le dijo a su orientadora de la escuela secundaria que quería asistir a Harvard, la orientadora le advirtió que no debería poner su “mirada tan alta”.

Eso no la detuvo. Se graduó magna cum laude de la Universidad de Harvard, luego asistió a la Facultad de Derecho de Harvard, donde se graduó cum laude y fue editora de Harvard.

Perspectiva sobre el Sistema Legal

Debido a su diverso y amplio servicio público, la jueza Jackson tiene una apreciación única de cuán crítico es que el sistema de justicia sea justo e imparcial.

Con varios funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en su familia, también tiene una comprensión personal de lo que está en juego en el sistema legal.

Después de servir en el ejército de los EE. UU. y ser enviado a Irak y Egipto, el hermano de Jackson sirvió como oficial de policía en Baltimore y dos de sus tíos fueron oficiales de policía en Miami.

¿Qué criterios utilizó el presidente para elegir a su candidata?

El presidente Biden llevó a cabo un proceso riguroso para identificar al reemplazo del juez Stephen Breyer, según se informó.

Biden dijo que estudió las historias y expedientes de los casos de los candidatos y consultó a expertos legales. La confirmación de candidatos judiciales excepcionalmente calificados con diversos antecedentes y experiencias ha sido una prioridad clave para el presidente desde que asumió el cargo.

El presidente Biden buscó un candidato con credenciales excepcionales, un carácter intachable y una dedicación inquebrantable al estado de derecho. También buscó un candidato, muy parecido al juez  Breyer, que sea «sabio, pragmático y tenga un profundo conocimiento de la Constitución».

Y finalmente, el presidente buscó a una persona que esté comprometida con la igualdad de justicia ante la ley y que comprenda el profundo impacto que las decisiones del Supremo pueden tener en la vida del pueblo estadounidense.

Más sobre Ketanji Brown Jackson

Brown Jackson se graduó de la Facultad de Derecho de la Universidad de Harvard, y se graduó en 1992.

Sirvió como oficial jurídico de tres jueces federales, entre estos: el juez asociado Breyer del Tribunal Supremo de los Estados Unidos, el juez Bruce M. Selya del Tribunal de Apelaciones para el Primer Circuito y la jueza Patti B. Saris del Tribunal Federal para el Distrito de Massachusetts.

Antes de sus cuatro años de servicio en la Comisión de Sentencias, la jueza Jackson trabajó durante tres años como abogada en Morrison & Foerster LLP, con una práctica que se centró en litigios de apelación penales y civiles en tribunales estatales y federales, así como en casos en el Tribunal Supremo de los Estados Unidos.

La jueza tiene 51 años y está casada con el doctor Patrick Jackson, quien es cirujano. La jueza y su esposo tienen dos hijas.

Actualmente, es miembro del Comité del Departamento de Defensa, así como de la Junta de Supervisores de la Universidad de Harvard y del Consejo del Instituto Americano de Derecho Internacional. También, es miembro de la junta de Georgetown Day School y de la Comisión de Becarios del Tribunal Supremo.