Ley de Puerto Rico NOTICIAS

DOCUMENTO | Gobernador convierte en ley la Reforma al Sistema de Justicia Juvenil

Enmienda y añade incisos a la Ley de Menores de Puerto Rico y las Reglas de Procedimientos para Asuntos de Menores.

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con lo que sucede en la legislatura? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

El gobernador Pedro Pierluisi Urrutia firmó la nueva Ley 47-2022, que enmienda y añade incisos a la Ley de Menores de Puerto Rico y las Reglas de Procedimientos para Asuntos de Menores.

Descarga la ley aquí

La medida dispone que la jurisdicción del Tribunal de Menores será ejercida sobre los que tienen entre 13 y 18 años y se establecen procedimientos alternos para quienes no hayan cumplido los 13 años. También, se requiere el agotamiento de remedios administrativos en el sistema de educación pública o privada cuando la situación elevada a la consideración del foro judicial, Sala de Asuntos de Menores, se origine en una institución educativa. De igual forma, se prohíbe el uso de restricciones mecánicas en los procedimientos de menores y se regula el proceso para determinar en qué casos, de manera excepcional, podrán ser utilizadas las mismas.

Además, se prohíbe el uso del informe social previo o durante la vista adjudicativa, el confinamiento en solitario y el uso de gas pimienta contra menores durante el periodo carcelario. A su vez, será compulsorio el uso de intérpretes durante la etapa administrativa. Igualmente, se atemperarán los términos para la celebración de la vista en determinación de causa probable para la radicación de querellas y se reducirán los términos para la celebración de vistas en alzada tanto en los casos de menores bajo la custodia del Negociado de Instituciones Juveniles como para los menores cuya custodia es de los padres-madres y/o encargados. También, entre otras cosas, se eliminan las renuncias de jurisdicción automáticas y se limitan las renuncias de jurisdicción a casos de asesinatos y agresiones sexuales.

La ley, asimismo, establece la mediación como método alterno para la solución de conflictos. De ahora en adelante, con la ayuda de un facilitador imparcial, las partes involucradas en un conflicto podrán alcanzar acuerdos que pongan fin a un problema, a través conversaciones que minimicen los estigmas y traumas de los procedimientos judiciales.

Por otro lado, la Ley 47 atempera los términos para la celebración de la vista de determinación de causa probable para la radicación de querellas. También, reduce los términos para la celebración de vistas en alzada para menores bajo la custodia del Negociado de Instituciones Juveniles. Con estas disposiciones, se evitará que tantos menores sean expuestos a procesos inapropiados para sus edades; ahora, tendrán acceso a procedimientos justos, rápidos y económicos.

Esta reforma al sistema de justicia juvenil establece requisitos mínimos para los momentos en los que el Estado celebre vistas en ausencia de los menores implicados. Antes de que la ley entrara en vigor, no existían requisitos mínimos para las instancias en las que los menores estaban ausentes para sus vistas. Esto viabilizaba desigualdades legales y jurídicas en los casos de menores, quienes, de acuerdo con Vargas Vidot, son más propensos que los adultos a ser procesados por el Estado.Además, la ley elimina las renuncias mandatorias de jurisdicción. Previo a que el gobernador estampara su firma en la Ley 47, la Ley de Menores permitía que los menores fueran juzgados como adultos de forma automática, sin que mediara discreción del tribunal ni alguna otra consideración.

La pieza legislativa es de la autoría de los senadores José Vargas Vidot, José L. Dalmau Santiago, Thomas Rivera Schatz, Carmelo Ríos Santiago, Henry Neumann Zayas y la senadora Ana Irma Rivera Lassén.  El gobernador anunció que firmó el proyecto con el objetivo de salvaguardar, proteger y garantizar el bienestar de los menores en procesos judiciales.