NOTICIAS

¿Qué son los derechos sexuales y reproductivos?

La licenciada Valeria Barquero Sotomayor compartió con Microjuris la importancia de reconocer los derechos sexuales y reproductivos como un asunto de derechos humanos y justicia reproductiva.

Por Valeria Alicea Guzmán

Para la licenciada Valeria Barquero Sotomayor, cuando se enmarcan los derechos sexuales y reproductivos como un asunto de derechos humanos y justicia reproductiva, se refiere al control y la autonomía que todas las personas deben tener sobre sus cuerpos, su sexualidad, su identidad y su decisión de reproducirse o no.

“Teniendo en cuenta las barreras sociales, económicas y raciales que trastocan las vidas de las personas, en especial las vidas de las niñas, las mujeres y las personas gestantes”, añadió.

La abogada explicó que los derechos sexuales y reproductivos abarcan derechos tales como:

  • Derecho a una educación sexual integral
  • Derecho a servicios de salud sexual en todas las etapas
  • Derecho a abortar
  • Derecho a un parto donde se tome en cuenta las necesidades de la persona gestante
  • Derecho a pruebas de transmisión sexual accesibles
  • Derecho a suministrar tratamientos hormonales seguros
  • Entre otros

Otro factor que resaltó la exalumna de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico (UPR) es que los derechos sexuales y reproductivos se relacionan con la justicia salariar y económica.

“Si yo tengo un hije, tengo que tener una vivienda y contar con un salario justo para poder propiciarle una vida digna. De otro modo, si tengo acceso a una educación sexual integral, así como a servicios de salud sexual accesibles, puedo educarme sobre las opciones que tengo y cuál es la mejor decisión para mí”, comentó.

La licenciada, quien fue portavoz del Probono de Derechos Sexuales y Reproductivos de la UPR, resaltó que, aunqueen Puerto Rico están protegidos el derecho al aborto y el derecho a recibir métodos anticonceptivos, “hay que destacar que es vital continuar luchando por la accesibilidad  de dichos servicios”.

“En muchas ocasiones, les jóvenes y personas pobres no tienen acceso a servicios de salud sexual y reproductiva  así como a una educación sexual integral, creando un estado de incertidumbre que repercute en todos los aspectos de sus vidas”, sostuvo.

Factores de riesgo

Según la abogada feminista, la desinformación es uno de los factores que pone en riesgo los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y personas gestantes.

“Nos encontramos ante un momento histórico en el cual los grupos antiderechos están cobrando fuerzas. Por su parte, estos grupos promueven e intentan inculcar sus creencias personales y religiosas en nuestros cuerpos y vidas”, mencionó.

Barquero Sotomayor reiteró que actualmente en Puerto Rico el aborto es legal por lo resuelto en Pueblo v. Duarte Mendoza. “Esto quiere decir que, por el momento, la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos, Dobbs v Jackson,  no afecta el derecho al aborto en Puerto Rico. Hoy por hoy el aborto en Puerto Rico es legal”, añadió.

Sin embargo, destacó que el derecho al aborto en Puerto Rico pudiese estar bajo amenaza.

“En estos momentos, los estados tienen la potestad de hacer valer el derecho al aborto, restringirlo o prohibirlo. Por ende, para que el estado de derecho en Puerto Rico cambie, la rama legislativa tendría que aprobar legislación que limite o prohíba el derecho al aborto, lo que probablemente llevaría a que se presente un caso ante el Tribunal Supremo de Puerto Rico y se decida el rumbo a seguir sobre el derecho que tiene una mujer a terminar un embarazo”, detalló.

Por otro lado, Barquero Sotomayor manifestó la necesidad de codifigar en el Código Penal el derecho al aborto a través de legislación.

“Actualmente se radicó el proyecto 929 para crear la Ley para la protección de los derechos reproductivos de las mujeres y de las personas gestantes, dicho proyecto busca codificar mediante ley el derecho al aborto. La bola está en la cancha de la Asamblea Legislativa y contamos con una oportunidad única de solidificar el derecho al aborto en Puerto Rico”, advirtió.

Asimismo, indicó que es importane comenzar a hablar sobre los derechos sexuales y reproducitvos en las escuelas, el trabajo, las familias y amistades. Aseguró que es necesario comprender cómo limitar la autonomía de las mujeres y personas gestanes puede repercutir en derechos adquiridos.

“El tomar decisiones sobre nuestros cuerpos nos brinda autonomía para decidir sobre nuestro presente y el futuro que queremos construir. Así mismo, el no poder tomar decisiones sobre nuestros cuerpos de manera segura y legal afecta desproporcionalmente  a las mujeres empobrecidas, negras y con diversidades funcionales”, afirmó.