NOTICIAS

¿Pueden multar a Telemundo por el concierto de Bad Bunny?

Por Perla del Mar Rodríguez Fernández

Entre tanta discusión en la red social Twitter, muchas personas se llegaron a preguntar si de verdad la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, en inglés) podría multar a la cadena de televisión, Telemundo, por transmitir el concierto del intérprete de música urbana, Bad Bunny. El señalamiento más consistente es que el contenido de las canciones del intérprete podría ser considerado como «obsceno, indecente o profano».

Microjuris conversó con el licenciado Giancarlo Colberg Ferrer para aclarar esta y otras dudas.

Al preguntarle a Colberg Ferrar, qué se considera lenguaje obsceno, indecente o profano, el abogado respondió que la FCC ha definido lenguaje obsceno, indecente y profano siguiendo, entre otros, precedentes jurisprudenciales del Tribunal Supremo de los Estados Unidos (TSEU). De manera sucinta, la FCC define lenguaje obsceno como aquel que:

  • está dirigido a los intereses más lascivos de una persona corriente;
  • ilustra o describe una conducta sexual de forma “patentemente ofensiva”; y
  • visto como un todo, debe carecer de serio valor literario, artístico, político o científico

Conoce los detalles aquí.

El lenguaje indecente se define un tanto más laxo, como representaciones de los órganos reproductivos o excretores o sus actividades. Se trata de lenguaje que no cumple con los tres requisitos del lenguaje obsceno.

El lenguaje profano es lenguaje «sumamente ofensivo», que se puede considerar como una molestia pública. Podría ser decir lo que comúnmente las personas llaman «malas palabras».

Otra pregunta que hemos visto frecuentemente es «¿a qué se arriesga una cadena de televisión cuando transmite contenido que puede ser considerado obsceno, indecente o profano?».

Colberg Ferrer respondió que la cadena se arriesga a la revocación de la licencia de dicha estación, multas o amonestaciones. Las multas, según el Broadcasting Decency Enforcement Act de 2005 podrían fluctuar entre $32,500 a $325,000 por cada violación.

Cuando se trate de una infracción continua, no excederá de los $3 millones.

¿Existe una hora en que se pueda transmitir lenguaje obsceno, indecente o profano?

El abogado explicó que la ley federal prohíbe la transmisión de contenido obsceno en cualquier momento.

Ahora bien, aquellos que sean indecentes o profanos están prohibidos por radio y televisión de emisión abierta, entre las 6:00 am y las 10:00 pm. Este horario se basa en aquellos momentos donde hay un riesgo razonable de que las niñas o los niños puedan formar parte de la audiencia. Curiosamente, esto no aplica a servicios de cable y radio o televisión satelital, ya que se consideran servicios por subscripción.

¿Y si censuran algunas palabras y otras no?

Al conversar sobre qué explicaciones podría dar una cadena ante la transmisión de ciertas expresiones y otras no para evitar una multa o sanción, el licenciado respondió que las cadenas son responsables del contenido o actos que transmitan, estén o no planificados.

Ahora bien, cualquier lenguaje utilizado en canciones y discursos durante algún concierto, por ejemplo, que pueda considerarse profano o indecente, transmitido luego de las 10:00 pm, no representa un riesgo alto de multa, precisamente por la audiencia receptora de dicha transmisión a la mencionada hora.

Es posible, sin embargo, que en las transmisiones se censure alguno, pero no todo el contenido profano o indecente por el conservadurismo en la aplicación de regulaciones de contenido profano o indecente federal, políticas internas de censura de contenido del transmisor y, quizás, se sume el error técnico al implementar lo anterior de manera consistente.

¿Interfiere con el “Freedom of Speech”?

El abogado recordó que, según el Tribunal Supremo de los Estados Unidos, en Federal Communications Commission v. Pacifica Foundation, 438 U.S. 726 (1978), la FCC tiene el poder de reglamentar y prohibir lenguaje indecente que sea transmitido en canales abiertos.

En esta opinión, el Supremo federal sostuvo que, debido a que las transmisiones de radio y televisión tienen una presencia excepcionalmente omnipresente y son accesibles para niñas y niños, el gobierno puede, durante ciertos momentos del día, prohibir lenguaje indecente en estos medios.

¿Un negociado local podría multar a una cadena de TV por transmitir material que se considere obsceno, indecente o profano?

Colberg Ferrer explicó que los canales de radio y televisión abierta son regidos por unas licencias otorgadas por el FCC. Por tanto, la FCC debe ser quien atienda cualquier reclamo por lenguaje obsceno, profano o indecente.