NOTICIAS

Conoce las protecciones legales contra el discrimen por edad en el ámbito laboral

La licenciada Nicole Rodríguez Velázquez de Ferraiuoli LLC conversó con Microjuris al respecto.

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con noticias laborales? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

Por Valeria Alicea Guzmán 

Cada vez hay más adultos mayores insertados en el ambiente laboral. Por tanto, es importante conocer cuáles son los derechos que les cobijan y qué legislaciones les protegen. 

En entrevista con Microjuris, la licenciada Nicole Rodríguez Velázquez resaltó que, en Puerto Rico, existe una ley que establece que las personas mayores deben gozar de igualdad de oportunidades en el ambiente laboral.

La abogada, quien labora en el bufete Ferraiuoli LLC, explicó que, en 2019, se aprobó la Ley Núm. 121, mejor conocida como la Carta de Derechos de los Adultos Mayores

«Esta ley se aprobó para buscar la continuidad de la integración social de las personas mayores, que están definidas como las personas que sean de 60 años o más, y para darles igualdad de oportunidades en varios aspectos de nuestra vida, incluyendo lo que es el empleo. Esta ley responde al envejecimiento de la población en Puerto Rico», agregó.  

Rodríguez Velázquez comentó que la Carta de Derechos responde a lo siguiente:

  1. Envejecimiento de nuestra población que se ha visto en los últimos años. 
  2. La gran renuncia que ha hecho que la población laboral cambie.

«Hemos notado que las generaciones más jóvenes tienen quizás unas prioridades distintas y buscan beneficios distintos en lo que es el trabajo. Eso ha hecho que las personas mayores se inserten en trabajos que mayormente las personas jóvenes hacían», contó. 

Por otro lado, cuando se trata de discrimen por razón de edad, la licenciada indicó que Ley 100 protege a las personas de actos discriminatorios por edad. 

«Si van a una entrevista de empleo y no les dan el trabajo porque son mayores de 60 años o porque son mayores, ahí estamos hablando de discrimen por la edad de la persona y es que entra la Ley 100, que es la ley en contra del discrimen en Puerto Rico», sostuvo.

Asimismo, detalló que es una legislación general que prohíbe el discrimen por distintas razones. 

«Nosotros le llamamos categorías protegidas y una de ellas es la edad. La edad no está definida y esto quiere decir que si una persona la discriminaron por razón de su edad, aunque tenga 40, 30 años de edad, está protegida por la ley», dijo.

Reconoció que la Ley 100, que se aprobó en 1959, es una protección que lleva muchos años y que muchas personas la conocen, aunque siempre se dan casos de discrimen. 

Las y los empleados que presentan casos por discrimen por edad, según Rodríguez Velázquez,  tienen dos opciones: pueden ir a la Unidad Antidiscrimen del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos y presentar una reclamación administrativa, o pueden ir al tribunal.  

De igual forma, destacó que en Puerto Rico también aplica la Ley contra la Discriminación por Edad en el Empleo (ADEA, por sus siglas en inglés), que es una ley federal que también protege a las personas del discrimen por edad. 

«A diferencia de la Ley 100, la ADEA protege a los empleados que tengan 40 años o más. […] Es igual, protege contra el discrimen, condiciones de empleo, privilegios. Que si no le dan un ascenso por edad, esto está protegido. Su compensación, el trabajo que se asigna», afirmó. 

La abogada aseguró que Puerto Rico es una jurisdicción reconocida por proteger a las y los empleados.

«Tenemos la ley federal y estatal y, en ese sentido, los empleados tienen a su disposición recursos para hacer valer sus derechos en contra del discrimen por razón de la edad. Los patronos tienen que estar atentos a esto y estar conscientes de  que no pueden tomar decisiones del empleo basadas únicamente en la edad de la persona porque estarían expuestos a una reclamación», concluyó.