NOTICIAS

Proponen crear un mecanismo de coordinación independiente para la recuperación

El director de Política Pública del CNE, el economista Sergio Marxuach, creó un informe sobre el tema.

El huracán Fiona ha abierto una ventana de oportunidad para que los funcionarios gubernamentales de Washington, D.C. y Puerto Rico agilicen el proceso de recuperación en curso del huracán María y encaminen correctamente la respuesta al huracán Fiona, ante esto el Centro para una Nueva Economía entregó un informe al presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, con el propósito de presentar unas recomendaciones.

El Centro para una Nueva Economía, a través de su director de Política Pública, el economista Sergio Marxuach, propuso crear un mecanismo de coordinación independiente para la recuperación: el Grupo de Trabajo para la Recuperación de Puerto Rico; implementar principios específicos que permitan la reflexión, la flexibilidad y la adaptabilidad; e implementar algunas prioridades de política pública clave para promover el crecimiento económico equitativo y mejorar la capacidad de ejecución local.

Al abogar por el Grupo de Trabajo para la Recuperación de Puerto Rico, identificaron asimismo un mecanismo de coordinación muy específico y particular que satisface unos principios procesales, de equidad e inclusión.

“CNE no apoyaría, y se opondría activamente, a la creación de cualquier entidad similar que no satisfaga los principios o que no aplique las prioridades de política pública aquí expuestas. Para ser claros y evitar cualquier duda, no estamos abogando por la «federalización del proceso de recuperación» (lo que sea que eso signifique); el nombramiento de un «zar de la recuperación» en la Casa Blanca; o que la Junta de Supervisión y Administración Fiscal se “hago cargo” del proceso de recuperación”, destacaron.

Aseguraron, además, que para lograr una recuperación justa, Puerto Rico necesita procesos de coordinación y supervisión que funcionen, no medidas punitivas.

“El éxito de la recuperación requiere una reflexión y un diálogo continuos entre todas las partes implicadas para garantizar que se escuchan todos los puntos de vista relevantes y que tengan la oportunidad de influir en el proceso. Además, el nombramiento de un «zar de la recuperación» o la «federalización» del proceso no brindaría la oportunidad de aumentar la capacidad del gobierno local”, agregaron.

Principios para administrar el proceso de recuperación

  1. Promover la coordinación y la cooperación
  2. Legitimidad – Ofrecer un foro para la participación del gobierno democráticamente elegido de Puerto Rico
  3. Cumplir con el principio de subsidiariedad
  4. Inclusión – Ofrecer la participación de las partes interesadas del sector privado y de las ONG
  5. Maximizar el impacto económico y fortalecer la economía local

Prioridades de política pública para la recuperación

De acuerdo con los principios anteriores, CNE ha identificado tres prioridades de política pública para garantizar que la siguiente fase del proceso de recuperación promueva un crecimiento económico equitativo y mejore la capacidad de ejecución local.

Estas prioridades incorporan las mejores prácticas de los procesos de recuperación de Nueva Orleans y Nueva York tras los huracanes Katrina y Sandy, respectivamente, así como las lecciones aprendidas de la respuesta al huracán María a través del proyecto ReImagina Puerto Rico de CNE.

  1. La recuperación requiere un esfuerzo de planificación «de abajo hacia arriba», integral y unificado,
  2. Es necesario involucrar a los municipios, y
  3. Los contratistas de la isla deben tener prioridad en el proceso de recuperación.

Propuesta para implementar los principios y las prioridades de política pública

Una forma de implementar estos principios y prioridades sería creando una entidad similar al Grupo de Trabajo para la Reconstrucción del huracán Sandy, que fue creado por el presidente Obama en virtud de la Orden Ejecutiva 13632 del 7 de diciembre de 2012 (la «Orden Ejecutiva Sandy»).

Dijeron que si se creara una entidad similar para coordinar el proceso de recuperación de los huracanes María y Fiona, esta cumpliría con los principios y las prioridades de política pública expuestas anteriormente porque:

  1. Tendría un mandato explícito para coordinar los esfuerzos de recuperación entre las agencias federales, y entre el gobierno federal y el gobierno de Puerto Rico.
  2. Proveería para que se incluyan funcionarios electos puertorriqueños de todos los niveles y sus representantes, incluido el COR3, a través de un grupo asesor.
  3. Promovería la subsidiariedad y la inclusión mediante la participación de los actores locales, los municipios, las organizaciones comunitarias, las ONG activas en Puerto Rico y los líderes empresariales.
  4. Y fortalecería la economía local, garantizando que los residentes de Puerto Rico y las empresas locales sean contratados de forma prioritaria.