NOTICIAS

La base para llevar a cabo cualquier investigación legal

Déjanos saber qué otros consejos integrarías.

Por la Lcda. Pamela Bernard Boígues, creadora de la plataforma educativa Escritorio Legal PR.

Una investigación legal efectiva es esencial en la profesión legal ya que permite a la persona abogada tomar decisiones informadas, preparar argumentos persuasivos y proveer una asesoría legal diligente y adecuada. Por esta razón, es muy importante conocer cómo se lleva a cabo la investigación legal. Aquí algunos pasos que sirven de guía y nunca pueden faltar.

1. Ten claro cuáles son los hechos, la controversia legal y la jurisdicción (estatal o federal)

Antes de comenzar la búsqueda de fuentes, hay que establecer el alcance del proyecto de investigación. Esto se puede lograr usando las siguientes preguntas:

  1. ¿Cuáles son los hechos del caso? — Tómate el tiempo necesario para organizar los hechos del caso y establecer el orden. Este es el momento de aplicar el método POLAR (personas o sujetos del derecho, objeto de la cosa, lugar y tiempo del evento, actos y remedios).
  2. ¿Cuál es la controversia legal? — De esto dependerá toda la investigación. No importa el tipo de proyecto legal que se esté preparando, es imprescindible identificar el problema legal y el resultado o remedio que se busca, si hay alguno establecido.
  3. ¿Cuál es la jurisdicción más relevante? — Debemos recordar que en Puerto Rico aplica la normativa federal y estatal.

2. Busca fuentes primarias y secundarias para fundamentar tus argumentos legales

No hay duda en que cualquier argumento legal tiene que estar fundamentado en derecho. Sin embargo, es importante preguntarte qué tipo de derecho se necesita.

En definitiva, las fuentes primarias (estatutos, reglamentos, la Constitución) y los casos que interpretan a las fuentes primarias. Ahora bien, encontrar las fuentes primarias requiere visitar fuentes secundarias, por lo que al iniciar una investigación legal, siempre se recomienda comenzar con enciclopedias, revistas, libros, tratados, etcétera.

3. Actualiza las fuentes citadas

Asegúrate de saber cómo y cuándo un caso se citó y que los casos no estén revocados, o las leyes o reglamentos no estén derogados. Este es el ejercicio más importante en la investigación legal y se resume en verificar el tratamiento legal de un caso o ley en particular.

En la actualidad, hay herramientas de investigación legal en línea que permiten rastrear el historial y tratamiento que ha recibido la fuente. Por ejemplo, Microjuris ofrece el apartado de «¿Dónde es Citado?«, que provee un listado de fuentes que citan el caso, ley o reglamento específico.

Vale la pena recordar que la investigación legal no es un proceso lineal y en ocasiones puede resultar complejo si no se planifica adecuadamente. Estos pasos son el fundamento de un proceso que requiere práctica, disciplina, paciencia y perseverancia.

Las expresiones en esta columna responden a las ideas, criterios u opiniones personales de la autora. Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad exclusiva de los autores y no reflejan necesariamente las de Microjuris.com.

%d