Decisión del Tribunal Supremo de Puerto Rico

Cooperativa de Ahorro y Crédito Sabaneña, v. Jesús Casiano Rivera

El caso trata sobre Cobro de dinero.  Nos corresponde determinar si una cláusula en un contrato de adhesión que impone el pago de gastos y honorarios de abogado en que incurra la parte acreedora en su gestión de cobro de dinero por incumplimiento del pago acordado, constituye una cláusula penal. 

De contestar en la afirmativa, nos compete discernir si el pago convenido de treinta y tres por ciento (33%) por concepto de dicha cláusula resulta razonable o no.  Tras examinar la cláusula y contrato en controversia, la doctrina civilista y la jurisprudencia de este Tribunal sobre los preceptos de la contratación entre personas privadas, concluimos que la mencionada cláusula constituye una cláusula penal válida y que el cargo de 33% convenido resulta razonable.

“Por estimar que fue razonable el porcentaje convenido, que no atenta contra el orden público contractual y que no se justifica la intervención moderadora de los tribunales, dejamos sin efecto la sentencia emitida por el Tribunal de Apelaciones que ordenó al Tribunal de Primera Instancia a modificar la cuantía por concepto de gastos y honorarios de abogado.  Restablecemos así la sentencia emitida por el foro de instancia. Se dictará sentencia de conformidad.”

Lea el caso completo: [2011TSPR207]

El caso proviene del Tribunal de Apelaciones Región Judicial de Ponce, Panel VII. El juez ponente fue el Hon. Sixto Hernández Serrano. El abogado la parte peticionaria es el Lcdo. Gilberto Figueroa Merced y de la parte recurrida el Lcdo. Héctor Vargas Díaz.

A %d blogueros les gusta esto: